Sanando la Tierra

Corea del Norte es el infierno – afirma desertor

27 octubre, 2017 | adm | Iglesia y Ministerio

Corea del Norte es el infierno - afirma desertor

Vivir en Corea del Norte es el infierno para los cristianos, afirma un desertor que logró escapar del campo de concentración.

«Nunca había oído el término ‘iglesia subterránea’ hasta que llegué aquí [a los EE.UU.]», dijo.

Choi Kwanghyuk es uno de los pocos afortunados que ha salido con vida del régimen comunista.

El hombre de 55-años, logró escapar del campo de trabajo donde fue enviado después de haber sido perseguido por su fe cristiana.

«No podíamos alzar nuestra voz durante el servicio, no podíamos cantar en voz alta durante un culto… eso fue duro», dijo Choi a Fox News (1) «Además, tuvimos que escondernos para que otras personas no nos pudieran ver».

Corea del Norte es el infierno

A pesar de tener que ocultar su fe a la vista de todos, Choi llevaba la fe a los demás cuando comenzó una iglesia subterránea. Él vivía en la provincia de Hamgyong en ese entonces.

«Había alrededor de nueve personas», dijo. «No podía hacer el trabajo de la misión porque había que mantener en secreto que teníamos una iglesia».

«Si esa información se hubiera infiltrado, podríamos haber enfrentado a la pena de muerte».

Corea del Norte es oficialmente un estado ateo. Tienen un «Show de iglesia» en Pyongyang para mostrar a los turistas. El culto público está prohibido. El país ocupa el lugar más opresivo para los cristianos en el mundo durante años, según Open Doors EE.UU..

Está calificado como el peor lugar para la persecución de los cristianos. Corea del Norte trata a los cristianos terriblemente y los registra como ‘enemigos del estado’ por su fe.

El estado totalitario obliga a los 300.000 cristianos que viven allí ocultar sus creencias religiosas y la comunión entre sí.

«Es un país donde el régimen en el poder exige un control total sobre el público en general. Cualquier cosa que desafía el poder del gobierno es visto como una amenaza, incluyendo la religión». Manifiesta Jeff King, presidente de la International Christian Concern, dijo a Fox News.

«Como resultado, el gobierno de Corea del Norte hace todo en su poder para aplastar a la difusión del cristianismo». «Corea del Norte es el infierno», dijo.

Esto lleva gran parte de la población religiosa en Corea del Norte a pasar a la clandestinidad con su culto. Al igual que Choi y su iglesia se vieron obligados a hacer.

«Sólo teníamos una Biblia», dijo. «La Provincia de Hamgyong del Norte es muy fría. En el invierno, nos hacen cavar un agujero grande y almacenar kimchi allí. A veces teníamos el servicio ahí mismo. En el verano, teníamos los servicios en la montaña o por el río».

«Nunca había oído el término ‘iglesia subterránea’ hasta que llegué aquí [a los EE.UU.]».

En 2008, las autoridades de Corea del Norte alcanzaron a Choi y lo detuvieron. Fue retenido en la cárcel por el departamento de seguridad del estado donde dice que fue interrogado acerca de su fe.

«Fui torturado allí», dijo.

Dijo que estaba a punto de ser enviado a uno de los brutales campos de trabajo de Corea del Norte cuando fue capaz de liberarse.

«Decidí escapar porque pensé que una vez me enviaran a otro campo, me matarían», recordó Choi.

Él pensaba que si no escapaba podría poner en peligros sus hermanos en la fe.

El sistema Gulag de Corea del Norte es conocido por las duras condiciones y el tratamiento brutal de sus prisioneros. Pocos salen vivos.

«Existe una enorme diferencia entre mi vida en Corea del Norte y mi vida en los EE.UU.», dijo.

«La vida en Corea del Norte es el infierno… la vida en Estados Unidos es el cielo».

Recursos externos:
(1) www.foxnews.com

(2)

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *