QUE SIGNIFICA La Palabra Abba Padre en la biblia?

QUE SIGNIFICA La Palabra Abba Padre en la biblia?

1 enero, 2018 | adm

Respuesta: La Palabra Abba Padre es una palabra aramea en el Nuevo Testamento usada para decir padre. Fue dicha por Jesús y Pablo acerca de una relación de intimidad personal con Dios.

En la Biblia hay muchos nombres diferentes que se utilizan para describir a Dios.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ
primera parte

segunda parte


Si bien todos los nombres de Dios son importantes en muchos aspectos, el nombre de “Abba Padre” es uno de los nombres más importantes de Dios. Nos da la comprensión de cómo se relaciona el ser divino con las personas.

La palabra Abba es una palabra aramea que se puede traducir como “papá”. Era un término común que los niños pequeños podían utilizar para llamar a sus padres. Significa la estrecha e íntima relación de un padre con su hijo. Es la confianza que un niño pequeño llama a su padre de “papi”, según el teólogo alemán Joachim Jeremias (1900-1979). (1).

Para la catedrática Mary Rose D’Angel, la palabra αββα, seguida por la traducción griega πατερ, “el padre”, era de uso común por parte de adultos. Fue utilizada como marca de respeto para viejos y para profesores (2)

La Palabra Abba Padre ¿Somos todos hijos o creaciones de Dios?

La mayoría de la gente, al menos los que no niegan irracionalmente la existencia de Dios, suelen afirmar que todos son “hijos de Dios”. La Biblia revela una verdad muy diferente. Todos somos Sus creaciones bajo su autoridad y señorío, y todos seremos juzgados por Él. Pero al ser un hijo de Dios tenemos el derecho de llamarle verdaderamente “Abba Padre” es algo que sólo cristianos nacidos de nuevo son capaces de hacer (Juan 1: 12-13).

No todas las personas son hijos de Dios según la biblia. Convertirse en un hijo de Dios sólo ocurre cuando se es adoptado por Dios mediante la fe en Cristo Jesús (Gálatas 3:26).

Es importante comprender cómo y por qué Dios trata con personas de manera diferente.

Si hemos nacido de nuevo (Juan 1:12, 3: 1-8), hemos sido adoptados en la familia de Dios.

Somos redimidos de la maldición del pecado y nos transformamos en “coherederos con Cristo Jesús”. (Romanos 8:17; Gálatas 4: 7). Parte de esa nueva relación es que ahora Dios nos trata de manera diferente, que incluye Su castigo cuando pecamos. (Hebreos 12: 3-11).

Debido a la nueva relación, es posible que los cristianos pequen.

Pero no pueden sentirse cómodos viviendo una vida de pecado de forma habitual y permanente. Las personas que están viviendo una vida esclavizada al pecado se sienten cómodos en que el pecado.

En estos permanece el castigo de Dios sobre ellos. Entonces sabemos que son “ilegítimos, y no hijos” (Hebreos 12: 8). En otras palabras, incrédulos.

El concepto erróneo, pero popular, es que todas las personas son hijos de Dios y pueden llamarlo “Abba Padre”. Esto simplemente no es verdad. Del mismo modo que los niños no eligen ser adoptados ni eligen quien los adopta.

Así tampoco lo que se hacen cristianos optan por ser hijos de Dios por derecho propio. Cuando creemos en Cristo, Dios nos adopta como hijos suyos, según el puro afecto de su voluntad. (Efesios 1: 4-5).

La vida cambia al entender que significa ser capaz de llamar al único y verdadero Dios nuestro “papá”.

Y lo que significa ser coherederos con Cristo. Debido a nuestra relación con Dios, sabemos que ya no nos trata como enemigos. En cambio, podemos acercarnos a un Dios santo como nuestro Padre celestial con “valentía” (Hebreos 10:19) y “plena certidumbre de fe” (Hebreos 10:22).

Tenemos confianza debido a la presencia interior del Espíritu Santo que “da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo” (Romanos 8: 16-17).

La Palabra Abba Padre en relación con ser hijos adoptivos

Los beneficios de ser hijos adoptivos de Dios son muchos. Convertirse en un hijo de Dios es el más alto privilegio y honor que se pueda imaginar.

Debido a que tenemos una nueva relación con Dios y una nueva posición delante de él. Él se ocupa de sus hijos de manera diferente como se ocupa del resto del mundo. Al ser un hijo de Dios, somos adoptados “por la fe en Cristo Jesús”.

Es la fuente de nuestra esperanza, la seguridad de nuestro futuro y la motivación para “andar como es digno de la vocación con que fuimos llamados” (Efesios 4: 1). Al ser hijos del Rey de Reyes y Señor de Señores nos llama a un nivel superior, una forma diferente de vida y una mayor esperanza.

Al llegar a entender la verdadera naturaleza de Dios revelada en la Biblia estamos sorprendidos que nos anime a llamarlo “Abba Padre”.

Es sorprendente que un Dios Santo y Justo nos pida esto.

El que creó y sostiene todas las cosas, que es el único Omnipotente, Omnisciente, Omnipresente Dios, permite a los seres humanos pecadores llamarlo “papá”. A medida que llegamos a entender quién es realmente Dios y QUE SIGNIFICA La Palabra Abba Padre, nos asombramos en adoración.

Recursos externos:

(1) www.edicionescristiandad.es
(2) aramaicnt.org

2 Comentarios

  1. Mary Ann Santiago dice:

    Amen, como dice la lectura es un honor y privilegio poder llamarnos hijos de Dios y con todo amor y respeto decir “Abba Padre”. Me converti al Senor hace 6 anos y no cambiaria ni un segundo de ese tiempo, por nada del mundo. Tenemos un Dios que no deja de maravillarme vivo enamorada de mi Dios.El que lea esto le deseo que nuestro Senor Jesucristo lo toque de y mas de lo que me ha tocado a mi.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBSCRIBETE !