Menú

Sanando la Tierra

¿Quién es Jesucristo? Respuesta sin religión

En el corazón del cristianismo está una cuestión central, «¿Quién es Jesucristo?» La respuesta sin religión puede ser sorprendente para algunos. Hacer una pregunta así después de casi dos milenios de actividad cristiana parece descabellado.

Pero por extraño que parezca, incluso los cristianos no están de acuerdo acerca de la naturaleza del fundador de su religión. Este hecho dice mucho acerca de los que profesan ser «cristianos». Palabra que significa básicamente «seguidor de Cristo«.

Si los cristianos muestran tan profundo desacuerdo sobre el mismo Jesucristo: ¿Están todos ellos siguiendo a la misma persona?

¿Quién es Jesucristo?

Este tema se vuelve aún más importante, ya que, en su forma más común, el cristianismo se proclama como un mensaje acerca de Jesús. Lo que una persona cree acerca de Jesús, entonces, informa su comprensión de su religión.

Podemos ver el resultado de este proceso en las miles de denominaciones cristianas en todas las partes del mundo. Si bien todos ellos proclaman ser cristianos, las sectas individuales hacen hincapié en diferentes aspectos de Jesús en su enseñanza. Por ejemplo:

«Los Bautistas recibieron sus nombres después de la práctica de bautizar a los conversos. Guardando ciertas reglas de conducta como: no beber, no jugar a las cartas, no ir al baile. Jesús, para ellos, es un gran maestro moral». Dice alguien que los ve de afuera.

«Los Pentecostales, por el contrario, se llaman a sí mismos después de la promesa del don del Espíritu Santo. Promesa cumplida en la Fiesta de Pentecostés después de la muerte y resurrección de Jesús. Ellos son conocidos por su gran deseo de expresar los dones del Espíritu, sobre todo ser capaz de hablar en lenguas». Dice otra persona que básicamente tiene información de ellos.

«Los Adventistas toma su nombre de la promesa de la vuelta de Jesús. Ya que está claramente demostrado que él ha venido por primera vez, así mantendrá su promesa de venir de nuevo. Promueven a Jesús como el portador de la pronta venida del reposo de Dios».

«Los Metodistas se llaman así porque John Wesley hizo hincapié en un enfoque estructurado y metódico del estudio de la Biblia y la vida cristiana. Él enseñaba que los creyentes debían ejercer su libre voluntad para venir a Cristo. (En lugar de ser absolutamente predestinados para la salvación). Por lo tanto, ponen de relieve muchos mandatos de Jesús para que el individuo participe activamente en su propia salvación y el crecimiento cristiano».

«Las iglesias reformadas, descendientes de la enseñanza de Juan Calvino, ponen de relieve la necesidad de la gracia mediante la fe en Cristo. Una reacción a los abusos de la doctrina de las obras de la Iglesia Católica medieval. De esta manera, ellos ven a Jesús como Redentor misericordioso».

La mayoría de las denominaciones pueden caracterizarse mediante la identificación de sus conceptos de Jesús mismo. Él es la figura central del cristianismo. Cómo una ve a Cristo determina lo que uno cree y la religión que sigue.

Esta confusión acerca de Él en realidad comenzó durante su propia vida, incluso entre aquellos que lo conocieron de toda la vida:

Cuando había venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de manera que se maravillaban y decían: «¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Y sus hermanas, ¿No están todas con nosotros? dónde, pues, tiene éste todas estas cosas?» Y se escandalizaban de él. (Mateo 13: 54-57)

Parece que no hubo acuerdo en general en Judea sobre quién era Él:

«Al llegar Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ‘¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?’ Ellos dijeron: ‘Unos, Juan el Bautista, otros Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas’ «. (Mateo 16: 13-14)

«Y cuando entró él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió, diciendo: ‘¿Quién es este?’ Y la gente decía: ‘Este es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea’ «. (Mateo 21: 10-11)

«Ahora bien, algunos de ellos de Jerusalén decían: ‘¿No es éste al que buscan para matarlo? ¡Pero mira! Él habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Los gobernantes saben de hecho de que este es realmente el Cristo? Sin embargo, sabemos dónde viene este hombre, pero cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde es’ «. (Juan 7: 25-27)

Por supuesto, sus enemigos tenían preguntas sobre él también:

«Y los escribas y los fariseos comenzaron a pensar, diciendo: ‘¿Quién es éste que habla blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?’ «. (Lucas 5:21)

«Y los que estaban sentados en la mesa, comenzaron a decir entre sí: ‘¿Quién es éste, que también perdona pecados?’ «. (Lucas 7:49)

«Por lo tanto, algunos de los fariseos decían: ‘Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el día de reposo’. Otros decían: ‘¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas señales?’. Y había una división entre ellos». (Juan 9:16)

Sin embargo, Mateo 16: 15-17 nos proporciona el mejor punto de partida, confirmado por Cristo mismo, al responder a la pregunta: ¿Quién es Jesucristo?

«Dijo a [sus discípulos]: ‘Pero, ¿quién decís que soy yo?» Respondiendo Simón Pedro, dijo: «Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo.» Respondió Jesús y le dijo: «Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque carne y sangre no te ha revelado esto, sino mi Padre que está en los cielos».

La respuesta revelada por Dios es que Jesús es el Mesías prometido, el Hijo literal del Ser Supremo de todo el universo. Por supuesto, es mucho más que esto, pero estos dos hechos son los más fundamentales para nuestra comprensión espiritual de este maravilloso Ser.

Ellos nos dan la base de su relación con nosotros y nuestro futuro, así como su relación con la Deidad. Él está fijado como el puente entre el hombre y Dios. A partir de esta base, podemos empezar una consideración más profunda del Jesús de la Biblia.

Esperamos que esta repuesta sin religión de quién es Jesucristo le haya servido.

Para ver una visión católica de quien es Jesucristo (2)

Recursos externos:
(1) es.catholic.net

(2)

Deje su comentario