Sanando la Tierra

Qué le pasará a usted en Las 4 Lunas de Sangre?

12 febrero, 2014 | adm | Iglesia y Ministerio

Las Lunas de sangre

Una pregunta que se hacen todos en estos días es ¿Qué le pasará a usted en Las 4 Lunas de Sangre?

La respuesta es que posiblemente NADA, y no me mal interprete, que a continuación le explicaré porqué.

Aclaremos primero que es una “Luna de sangre”:

Una “Luna de sangre” es un evento astronómico, un eclipse lunar completo donde generalmente se percibe el color rojizo por efecto distorsionado de la luz.

La rara secuencia de 4 eclipses lunares de sangre seguidos se llama TETRADA.

LA TETRADA ya es un raro fenómeno en sí y más raro es que estas coincidan con los días de las fiestas judías como la Pascua.

En el pasado han coincidido estas tétradas con eventos históricos muy importantes para los judíos como ser la expulsión de estos de España en 1492 coincidiendo con el descubrimiento de América y se cree con el éxodo de muchos de estos al Nuevo Mundo.

En el siglo pasado coincidieron con el restablecimiento del Estado de Israel en 1948 y con la guerra de los seis días en 1967.

Muchos relacionan estos eventos con pasajes bíblicos como este:

Hch 2:20 El sol se tornará en tinieblas; Y la luna en sangre; Antes que venga el día del Señor; Grande y memorable;

Ahora a partir de Abril del 2014 hasta el 2015, se dará una rara secuencia de lunas de sangre, que se producirán en los días de la Pascua (Pesaj) y la Fiesta de los Tabernáculos (Sukkot). Aparte de esta tétrada, habrá 2 eclipses solares que complementarán los 4 eclipses lunares en el Año Nuevo y la Fiesta de las Trompetas.

La humanidad asistirá a la última tétrada con dos eclipses solares intercalados para el bienio 2014-15, que con probabilidad precederán a eventos importantes que algunos creen serán apocalípticos.

¡Esta Tétrada es muy importante porque la próxima no ocurrirá hasta dentro de 500 años más tarde!, allá por el 2614-15).

Tanto algunos teólogos católicos y otros cristianos ven que eventos importantes pudieran llegar a desencadenarse como ser la vendida del Mesías precedido por una guerra mundial con eje en Israel y la manifestación del Anticristo.

Pero recordemos que el día y la hora solo lo sabe el Padre Celestial y es aventurado dar fechas exactas.

Otros estudiosos bíblicos ven que el mirar a los cielos para prever el futuro es una especie de “adivinación” y que está prohibido en las Escrituras.

Deu_4:19 No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos.

Pero se puede contestar a esto que el mismo Dios le señaló el futuro a Abraham considerando a la observación de las estrellas:

Gén_15:5 Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.

También los magos de oriente miraron la señal de la estrella en el cielo:

Mat 2:1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,

Mat 2:2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.

Es probable que “Las Lunas de Sangre” no lo afecten a usted directamente de inmediato porque los grandes eventos del pasado no afectaron a muchos que vivían periféricamente a esos eventos.

Tomemos por ejemplo la muerte y Resurrección del Señor, es el evento más importante para cientos de millones de personas y para el mundo entero. Pero para las personas que vivían a unos 100 kilómetros de Jerusalén el mismo día de la Resurrección posiblemente no supieron nada y sus días se sucedieron de la misma manera que los anteriores.

Otro ejemplo sería la Segunda Guerra Mundial que abarcó gran parte del mundo. La guerra se declaró en 1936 y las naciones participantes comenzaron a participar progresivamente en los años posteriores como EE.UU. y no le llegó a afectar en su territorio continental.

Los habitantes de Sud América asimismo se vieron afectados colateralmente y la mayoría de los habitantes vivían cada día como los anteriores trabajando, estudiando y casándose.

El cambio climático también afectó de alguna manera a todo el mundo pero solo lo sufrieron más aquellos que perdieron todo e incluso la vida por temporales e inundaciones.

Si viene Cristo y usted ha creído en él, se irá con Él. Si usted es de Cristo y acontecen sucesos traumáticos también estará con Él, pero también lo más probable es que no le suceda nada especial con Las Lunas de Sangre.

¡Que todos estos sucesos nos sirvan para hablar del evangelio al mundo hasta que haya tiempo!

2 Comentarios

  1. NORMA LETIERI dice:

    MUY BUENA ENSEÑANZAS . ME GUSTARIA ENVIARAN X MI CORREO , BENDICIONES DESDE ARGENTINA .APL.NORMA LETIERI .

  2. Ricardo Castañeda dice:

    Me parece muy atinado su comentario, Pastor Tucci el que usted hace sobre estos fenomenos astronómicos, porque es muy fácil caer en la histeria religiosa y hacer escándalo y sensacionalismo a expensas de estos acontecimientos, esta clase de eventos son susceptibles de ser manipulados a fin de atemorizar al oyente acerca del fin del mundo, en el pasado muchos «profetas de la calamidad» y del catastrofismo hicieron su agosto con la llegada del nuevo milenio y aseguraban que sin falta ni demora en ese mismo año sucedería el fin de mundo, lo cual no sucedió, es por eso que el cristiano debe tomar todas estas cosas de manera prudente y sensata, Jesucristo nos dió una gran comisión de ir y predicar el evangelio de salvación hace ya mas de 2000 años y eso es lo que los hijos de Dios debemos hacer porque esa es la encomienda del Señor, no porque ocurran o dejen de ocurrir fenómenos astronómicos, bendiciones

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *