Sanando la Tierra

Muere en el pulpito cantando – tenía solo 32 años – el verdadero motivo de su muerte

15 diciembre, 2017 | adm | Iglesia y Ministerio

Muere en el pulpito cantando – tenía solo 32 años – el verdadero motivo de su muerte

El pastor y cantante Shawn Jones, muere en el pulpito cantando ‘Digno es Él’. El pastor había fundado New Thing Empowerment Church, en Mayo del 2010.

El sábado 18 comenzó a cantar con su banda en el Centro de Eventos en Pensacola, Florida. Eran las 8 de la noche.

Jones entonaba «Digno es Él». Poco después se desplomó fatalmente en el escenario dejando a sus fans en estado de shock. No tenía más que 32. Sufrió un ataque masivo al corazón.

«Ellos estaban haciendo un trabajo fantástico. Fue un buen espectáculo». Dijo Kenneth Woodson, gerente del Centro de Eventos.

Un video del grupo mostró su canción de apertura (1). Fue publicado en Facebook por Denise Headen. Allí se muestra al predicador elegantemente vestido cantando a todo pulmón una canción acerca de la fidelidad de Jesús. Mientras que los miembros del público aplaudían y se balanceaban junto con ellos.

Fue la primera vez que la audiencia de Woodson escuchaba a Jones cantar. De hecho, antes del sábado muchos nunca habían oído hablar del predicador. Casi tan pronto como Jones comenzó a cantar, Woodson reconoció algo especial en él.

«Este hombre transmite. Tenía una sensación de un poco de jazz. Era la primera vez que lo oía, me quedé muy impresionado. Me dije ‘wow esto va a ser agradable. No puedo esperar a escuchar más música de este chico y su banda'». Dijo Woodson.

A los 32 años muere en el pulpito cantando y adorando a Dios ¿Por qué?

Negligencia. A pesar de ser un instrumento amado y escogido por Dios no le prestó atención a su salud.

El 27 de agosto, 2016, tuvo un aviso de Dios. Jones compartió un testimonio durante un servicio de aniversario en su estado natal de Alabama. Jones dijo que él eligió a su fe en Dios en lugar de la atención médica (2). Esto después de sufrir un ataque en un servicio de avivamiento el verano pasado.

Jones describe su episodio médico como un testimonio de la fidelidad y la omnipotencia de Dios. «Estaba en Baltimore, Maryland, en un avivamiento. Como ya había terminado la predicación, me senté, el pastor me devolvió el micrófono. Y me dijo dame un poquito más».

Él describe cómo mientras cantaba de repente fue incapaz de mantener el micrófono. El micrófono se deslizó de su mano varias veces a pesar de repetidos intentos de sostenerlo.

«Y Miré al pastor y me dijo ‘¿estás bien?’ Dije ‘sí’. Me acerqué y le entregué el micrófono y me senté. Me comenzó el hormigueo en las manos, los dedos se entumecieron, las manos me comenzaron a doler. Lo primero que el diablo me dijo, ‘estás sufriendo un ataque'», recordó.

Caminando por una fe sin entendimiento

Jones despidió a la crisis como un ataque del enemigo y no solicitó asistencia médica.

El episodio de Jones no terminó con el servicio en Baltimore. Él describe que continuó teniendo problemas y no se hizo ver. Tenía dificultad para hablar, se le adormecían sus extremidades, y no podía manejar su coche.

A pesar de las súplicas de su familia para buscar atención médica de inmediato, Jones volvió a elegir la fe sobre la medicina.

En la página web de su iglesia, Jones se describe como un padre cariñoso de tres hijos. «Flizmente casado» con su esposa, Dominica.

Muere en el pulpito cantando porque eligió mal

Jones era un hombre virtuoso, pero eligió seguir la fe a su manera y no usar la providencia de Dios. ¿Si Dios le ponía médicos y medicina para su problema, por qué despreciarlos? A veces creemos que somos más fieles a Dios si no dependemos de nadie. Y nos equivocamos.

En 1 Timoteo 5:23 Pablo le dice a Timoteo que use un remedio para su estómago:

«Ya no bebas agua sola, sino usa un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades».

Dios usa los médicos y la medicina también para sanarnos. ¿No le parece?

Recursos externos:

(1) www.instagram.com

(2) www.unfitchristian.com

Shawn Jones última actuación

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *