Menú

Ser buena persona no salva de ir al infierno

Un pastor alerta: “Usted puede ser buena persona, pero ser una buena persona no salva de ir al infierno”.

El Pastor Greg Laurie predicó un mensaje evangelístico a miles de jóvenes con esta advertencia. “El cielo no es para la gente buena, sino para las personas perdonadas”.

Ser buena persona no garantiza el cielo

El pasado domingo, el pastor Greg Laurie predicó a miles de personas que se reunieron en ‘Harvest America 2017’. (1,2 ,3 ,4). En la reunión advirtió que “la última cosa que Dios quiere” es que cualquier ser humano pase la eternidad en el infierno. Pero los que le rechazan tendrán este terrible destino, a menos que se arrepientan. Y el reloj se está moviendo hacia adelante”.

Laurie, que es pastor principal de Harvest Christian Fellowship en Riverside, California promovió el evento anual en Glendale, Arizona (EE.UU.) El local de la reunión fue el estadio de la Universidad de Phoenix.

Ser buena persona no detiene el tiempo

“El reloj está en movimiento y antes de darse cuenta, la vida puede terminar”, dijo Laurie. “¿Cómo sabes que vas a llegar a la vejez…? Nada de esto está garantizado”.

“Hay una vida después de la muerte, y de acuerdo con la Biblia, hay dos opciones: cielo o al infierno”, continuó.

“Sepan que lo último que Dios quiere es que cualquier hombre o mujer, criados a su imagen, pasen la eternidad en el infierno. El infierno no fue hecho para las personas, el infierno fue hecho para el diablo y sus ángeles caídos”.

Ser buena persona no sirve si se rechaza el perdón de Dios

El ministro también advirtió que incluso las personas que se consideran “buenas” en su vida terrena pueden tener el infierno como destino. Esto si rechazan el perdón de Dios.

“Puede ser una buena persona e ir al infierno o puede ser una mala persona e ir al cielo”, agregó Laurie. “El cielo no es para la gente buena. El cielo es para la gente perdonada”.

Laurie señaló que Jesús no requiere que alguien sea perfecto para caminar con él. Pero él requiere que sea humilde para admitir sus pecados.

“Ven con tus pecados, ven con tus problemas, ven con tus preguntas, ven cómo eres. Así, te perdonará, Él te aceptará, y Él te cambiará”, dijo Laurie. “Sólo admite que necesitas a Dios, di que eres un pecador… y vuélvete al Señor”.

Entonces el pastor compartió tres pasos que se deben tomar para la vida cristiana, “En primer lugar, hay que admitir que eres un pecador”, dijo. “Hemos roto los mandamientos de Dios, el pecado no es sólo cruzar la línea. Sino también el no estar a la altura de la norma de Dios, que es la perfección absoluta”.

También ha recordado que el destino de cualquier hombre sería el infierno.

Esto por causa de cualquier tipo de pecado que el hombre cometa. Sin embargo, la muerte y la resurrección de Jesús cambiaron este cuadro.

“Un pecado es suficiente para mantenerlo fuera del cielo,” dijo Greg Laurie. “Pero ahí es donde entra Jesús”.

Lo segundo, destacó el ministro, es precisamente reconocer que Cristo murió por sus pecados.

“Debes darte cuenta de que eres un pecador, pero entonces también debes reconocer que Jesucristo murió en la cruz por ti”, dijo.

El tercer paso es arrepentirse del pecado.

“En lugar de alejarte de Dios, debes correr hacia él”, dijo Laurie. “Tu debes permanecer lejos de tu pecado y luego recibir a Jesús en tu vida. Siendo un cristiano… tiene que haber un cambio de corazón. Ser un cristiano es pedirle a Jesús que viva dentro de ti”.

“¿Vas a decirle ‘sí’ o ‘no’ a él?”, Preguntó el pastor. “Este es el momento en que Cristo puede venir a vivir dentro de ti. Él está apenas a una oración de distancia”.

La apelación de Laurie terminó con unos tres mil jóvenes que dedicaron sus vidas a Jesús.

Recursos externos:
(1) https://harvestamerica.com/

(2)

(3)

(4)

Comentarios