Menú

Anticristo según la Biblia – Lo opuesto de Cristo

El misterioso personaje llamado el Anticristo según la Biblia es también conocido como el “hombre de pecado” y el “falso profeta”. Él personifica lo opuesto a Cristo.

Las Escrituras profetizan una figura de los últimos tiempos que se opone a Cristo.

Este término significa literalmente “contra Cristo” y se define indistintamente como “adversario de Cristo” (1).

¿Cómo será el anticristo según la Biblia? (2)

Jesucristo VS el Anticristo

 



Cristo descendió del cielo.

Él dijo: “Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha enviado” (Jn 6:38.). Él es la Palabra que estaba con Dios desde el principio, y se hizo carne (Jn. 1: 1, 14) Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
Con que nos visitó desde lo alto la aurora (Lc. 1:78).

El Anticristo según la biblia, ha de subir del pozo sin fondo. Como ser humano va a surgir del mar de las naciones (Apocalipsis 13: 1), Pero será poseído de un espíritu satánico, que sube desde el pozo. El lugar desde donde los demonios también vienen (Rev. 11: 7 y 17: 8). Su poder y autoridad vienen de Satanás (Apocalipsis 13: 2)

 


Cristo es el Hijo de Dios.

“Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo” (Mt 16:16).

El Anticristo es el hijo de perdición. Pablo dijo: “[Él] es el hijo de perdición, el cual se opone a sí mismo por encima de… Dios” (2 Tes. 2: 3-4).

 


Cristo es sin pecado.

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado: (Hebreos 4:15).

El Anticristo es el hombre de pecado. “… la apostasía ocurrirá primero, y el hombre de pecado será revelado, el hijo de perdición” (2 Tes. 2: 3). Se establecerá una cultura del pecado en la tierra.

 


Cristo vino en el nombre de su padre.

Dijo que el pueblo de Israel que lo rechazaron como Mesías: “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís” (Jn 5:43.).

El Anticristo según la biblia vendrá en su propio nombre. La consecuencia de rechazar a Jesús es grave: “… si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis”. (Juan 5:43)

 


Cristo vino para glorificar al Padre.

En su oración sacerdotal le dijo al Padre: “Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.” (Jn. 17: 4).

El Anticristo se glorificará a si mismo y blasfemará a Dios. Él se “exaltará a sí mismo…” y “abrirá la boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre” (2 Tes. 2: 4; Apoc. 13: 6).

 


Cristo es uno con el Padre y el Espíritu Santo, y vino a revelar al Padre.

“Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno” (1 Juan 5: 7.). Jesús dijo: “El que me ha visto, ha visto al Padre” (Jn. 14: 9).

El Anticristo según la biblia se asocia con el dragón y el falso profeta en un triunvirato para personalizar a Satanás. “Y el dragón le dio su poder, su trono y gran autoridad…”. Y “la otra bestia” [el falso profeta] “hizo que la gente a adorara la primera bestia”. [Anticristo] (Ap. 13: 2, 11-12)

 


Cristo es el Salvador del mundo que vino a romper nuestros lazos y nos hizo libres.

Juan dice: “Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo como Salvador del mundo” (1 Jn 4:14.). Él puede romper los lazos de Satanás. “Por lo tanto, si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres.” (Juan 8:36).

El Anticristo une a la gente para hacerlos política, religiosa y económicamente, esclavos del reino de la oscuridad. “Y se le dio autoridad sobre toda tribu, lengua y nación y todos… le servirán… nadie puede comprar o vender, sino el que tuviese la marca de la bestia….” (Apocalipsis 13: 7-8, 17).

 


Cristo vino como un sirviente bajo para el mundo.

“Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”. (Mc 10,45).

El Anticristo según la biblia, será alto y sublime en sus propios ojos. Este “rey hará a su voluntad, él se exaltará y engrandecerá sobre todo dios” (Daniel 11:36).

 


Cristo vino a salvar a los pecadores y darles vida eterna.

“Porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar ya salvar lo que estaba perdido” (Lc 19:10). Cualquiera que crea en Él “tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” (Juan 5:24).

El Anticristo vendrá a dispersar y matar a la gente. Su padre, Satanás, es un asesino de la gente desde el principio (Jn. 8:44). Es por eso que el Anticristo mismo, saldrá durante la gran tribulación: “Saldrá con gran ira para destruir y matar a muchos” (Dan. 11: 44).

 


Cristo vino para revelar y establecer la justicia de Dios en la tierra.

Pablo dijo: “He sufrido la pérdida de todas las cosas, y lo considero como basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él. No teniendo mi propia justicia, que es por la ley. Sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que es de Dios por la fe” (Fil. 3: 8-9).

El Anticristo promoverá el pecado y la injusticia en la tierra. “Que nadie os engañe en ninguna manera, porque ese día no vendrá sin que antes venga la apostasía primero. Y el hombre de pecado sea revelado, el hijo de perdición” (2 Tes. 2: 3). Él es “el inicuo” cuya venida será “con todo engaño de iniquidad para los que se pierden” (2 Tes. 2: 9-10).

 


Cristo vino a cumplir la ley.

Él dijo: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir” (Mt. 5:17).

El Anticristo cambiará los tiempos y la ley. “Él perseguirá a los santos del Altísimo, y pensará en cambiar los tiempos y la ley.” (Daniel 7:25).

 


Cristo trae la paz en los corazones de la gente,

pero su paz y su Evangelio traen conflicto con el mundo no salvo. “La paz os dejo, mi paz os doy” (Jn. 14:27). En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”(Juan 16:33).

El Anticristo según la biblia establecerá una falsa paz y la unidad global que de pronto se derrumbará y dar lugar a la gran tribulación. “Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces destrucción repentina vendrá sobre ellos… y no escaparán” (1 Tes. 5: 3).

 


Cristo vino a exponer a Satanás y destruir sus malas obras.

“Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo” (1 Jn. 3: 8). Él “exhibió a los principados y las potestades públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz” (Col. 2:15).

El Anticristo honrará al dios de las fortalezas (Satanás) con todo lo que tiene. “Él honrará al dios de las fortalezas; y un dios que sus padres no conocieron. Los honrará con oro y plata, con piedras preciosas y con cosas de gran precio” (Daniel 11:38). Adoraban este ‘dios’ (Satanás) y la bestia (Apocalipsis 13: 4).

 


Cristo toma una posición firme contra la codicia y la riqueza terrenal.

“Y él les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia, porque la vida no consiste en la abundancia de los bienes que posee” (Lucas 12:15). Hagan es su lugar tesoros en el cielo.

El Anticristo acumulará una gran riqueza, dará regalos a la gente y también sobornos. Él hará que sus cómplices “gobiernen sobre muchos y repartirá la tierra por ganancia… Él tendrá poder sobre los tesoros de oro y plata, y de todas las cosas preciosas” (Dan. 11:39, 43).

 


Cristo proclamó la verdad sobre Dios,

Satanás, el pecado, la salvación, el cielo y el infierno a la gente. Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Jn. 14: 6). El apóstol Juan declara: “Sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento que conocer al que es verdadero”. (1 Jn 5:20)

El Anticristo según la biblia vendrá para engañar a la humanidad. Les hará creer mentiras que los conducirá a su destrucción. Su venida será “según la operación de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos. Y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad que para ser salvos”. (2 Tes 2: 9-10).

 


Cristo sólo asocia consigo mismo a la verdadera Iglesia que confiesa su nombre.

“También os digo, el que me confiese delante de los hombres, el Hijo del hombre también le confesará delante de los ángeles de Dios” (Lc. 12: 8). “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y soy conocido por ellas” (Jn 10:14.). Pablo le dice a la iglesia de Corinto: “Os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo” (2 Cor. 11: 2).

El Anticristo según la biblia se asocia a sí mismo con todas las falsas religiones. Juan se refiere a las falsas religiones como una mujer inmoral: “Y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia… Y en su frente un nombre escrito: Misterio, Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra”(Ap 17: 3-5). Ella engañó a las naciones a postrarse ante los ídolos en lugar de adorar al verdadero Dios.

 


Cristo y su novia la iglesia estarán juntos para siempre.

Con la primera resurrección, los verdaderos cristianos serán arrebatados para recibir a Cristo en el aire “y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tes. 4:17). “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección. Durante la segunda muerte no tiene poder, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él”. (Apocalipsis 20: 6).

El Anticristo va a rechazar y destruir su novia, las falsas religiones del mundo, después de 3 años y medio. Los aliados políticos y la mayoría de los seguidores engañados de la bestia la adorarán como Dios. Después que la iglesia falsa del mundo haya sido destruida: “Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera. Y la dejarán desolada y desnuda, comerán sus carnes y la quemarán con fuego”(Ap 17:16).

 


Cristo convence a la gente a través del Espíritu Santo.

Juan 16: 8 dice que el Espíritu Santo convence a la gente de pecado, de justicia y del juicio venidero. Jesús también dijo: “El Espíritu de la verdad… os guiará a toda la verdad… y os hará saber las cosas por venir. El me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber.” (Jn 16.: 13-14).

El Anticristo convence a la gente a través de un espíritu satánico de engaño. “Todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios. Y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene… El que no es de Dios, no nos oye. Por esto, conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error” (1 Jn. 4: 3, 6).

 


El reino de Cristo perdurará para siempre.

“El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser los reinos de nuestro Señor y de su Cristo, y él reinará por los siglos de los siglos” (Ap 11:15).

El reino del Anticristo será de corta duración. El ángel le dijo a Juan que cuando llegue a la bestia “es necesario que dure breve tiempo… Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que… reciben autoridad por una hora como reyes con la bestia” (Ap 17:10, 12 ).

 


Cristo es el conquistador que triunfará sobre el Anticristo y sus poderes.

“Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos. Reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Entonces la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta… Estos dos fueron lanzados vivos al lago de fuego… Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo” (Rev. 19: 19-21).

El Anticristo según la biblia será condenado eternamente cuando Jesús venga. Pablo se refiere al desastroso final del Anticristo no mucho después de su revelación. “Y luego será revelado ese inicuo, a quien el Señor matará con el aliento de su boca y destruirá con el resplandor de su venida” (2 Ts. 2: 8). Daniel dice que “llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude”. (Dan 11:45).

 


Los seguidores de Cristo, heredarán el reino eterno e inquebrantable.

“El Dios del cielo establecerá un reino que nunca será destruido”. (Dan 2:44). “Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Ped. 1:11).

Los seguidores del Anticristo compartirán su temible condenación eterna con él en el infierno. “Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre” (Rev. 14:11).

Recursos externos:

(1) www.bibleinfo.com

(2)

Deje su comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: