La Misión “Portas Abertas” (Open Doors – USA), convoca a 24 horas de oración por Corea del Norte antes de reunirse con Trump.

Su fundador el hermano André, dijo que las oraciones tienen el poder de “ir a donde no podemos.” (1)

A medida que el encuentro histórico entre los presidentes de Corea del Norte y Estados Unidos, programado para el 12 de junio se acerca, la sede de “la organización” en los Estados Unidos, está invitando a cristianos de todo el mundo para participar en un tiempo de 24 horas de ayuno y oración el 11 de junio, antes de la cumbre.

“Estamos llamando a todos los cristianos a unirse a Dios en lo que Él está haciendo en Corea del Norte y en todo el mundo – a través de oraciones fervientes por los presidentes Trump y Kim Jong-un, en su tiempo juntos y la iglesia perseguida de Corea del Norte “Actualmente, son más de 300.000 cristianos fuertes por allá”, dijo parte de un comunicado de la agencia cristiana. “Como personas de oración, queremos apoyarnos en la Palabra de Dios y reivindicar sus promesas”.

El hermano André dijo que las oraciones tienen el poder de “ir a donde no podemos.”

“No hay límites, no hay muros de la prisión, no hay puertas cerradas para nosotros cuando oramos,” dijo.

Las palabras de André también ganan fuerza en la declaración dada en el siglo XIX por el pastor metodista Samuel Chadwick.

“Satanás no tiene miedo de nada más allá de la oración, su única preocupación es impedir que los santos oren. Él no teme nada de estudios sin oración, trabajo sin oración, religión sin oración, se ríe de nuestro trabajo, se burla de nuestra sabiduría, pero “tiembla cuando hay oración”, destacó el evangelista en la época.

Ayuno y oración por un país que sufre con el aislamiento y el miedo.

En los últimos 17 años consecutivos, Corea del Norte se clasificó como el país número 1 en la lista de persecución religiosa mundial de Portas Abertas. El país se hizo conocido por sus violaciones de los derechos humanos norcoreanos y por el trato brutal a los cristianos norcoreanos.

En el país de Asia oriental, el régimen de Kim utiliza el aislamiento y el miedo a gobernar el país, manteniendo los 25,4 millones de personas que viven allí desinformados e inmersos en su propaganda política.

Los norcoreanos se ven obligados a adorar a la familia gobernante – y nadie más – y el cristianismo es ilegal, conforme al castigo severo por el gobierno, tales como la tortura y la pena de muerte.

Portas Abertas ha enumerado 15 principales peticiones de oración por Corea del Norte en esta campaña:

– Oremos para que;
…el encuentro histórico de los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un el 12 de junio sea la primera de una serie de acciones para establecer en Corea un nuevo curso de libertad religiosa.

…Kim sea convencido de liberar a más de 50.000 cristianos detenidos injustamente en los centros de detención y campos de prisioneros en todo el país.

…Kim afloje las exigencias antiguas de que los residentes frecuente clases de adoctrinación y se inclinen a los retratos de la familia Kim.

…Kim suspenda los embargos información y permita que su gente tenga un mayor acceso a los programas de radio, televisión y sitios web.

…Kim permita la creación de nuevas iglesias donde los norcoreanos puedan libremente adorar fuera de la única iglesia que existe actualmente, autorizada por su gobierno.

…los creyentes existentes en Corea del Norte tengan coraje para liderar un nuevo reavivamiento de la fe cristiana en su país.

…la iglesia clandestina de Corea del Norte crezca en osadía y esté lista para los esfuerzos de evangelismo cuando surja la oportunidad.

…las familias extensas que se separaron en Corea del Norte y en Corea del Sur sean reunidas.

…organizaciones como las Portas Abertas (2) tengan acceso permitido para proporcionar entrenamiento y recursos cristianos a los creyentes en Corea del Norte.

…otras organizaciones de ayuda humanitaria entren en el país para prestar atención, tratamiento de traumas y otros servicios necesarios.

…la infraestructura económica y social de Corea del Norte encuentre una reforma donde los niños ya no sean forzados a trabajar, que los preescolares no sean más adoctrinados, que las carreteras sean seguras.

…el suministro de alimentos de Corea del Norte sea enriquecido a través de la educación y el aumento del comercio, de modo que los 2 entre 5 ciudadanos norcoreanos que están actualmente desnutridos reciban una nutrición adecuada.

…Dios dé al pueblo norcoreano la sabiduría para escudriñar a los muchos enredos nacionalistas y míticos al igual que la propaganda política comunista que se les impone sobre ellos a lo largo de sus vidas.

…los padres finalmente pueden compartir libremente su fe con sus hijos y criarlos para conocer a Jesús.

…Estados Unidos y otros líderes mundiales impliquen las sanciones adecuadas, presiones, incentivos y oportunidades para restaurar la paz y el bienestar para los norcoreanos y sus vecinos.

Recursos externos:
(1) guiame.com.br
(2) opendoorsusa.org