Sanando la Tierra

Un brujo es derrotado por un pastor

15 julio, 2015 / adm / Iglesia y Ministerio

pastor

El brujo de un pueblo se siente amenazado por una iglesia evangélica que es inaugurada en el pueblo, posiblemente por la pérdida de sus seguidores y el desafío a su poder y autoridad.

Ante esta situación el brujo con otros 2 ayudantes se llega a la puerta del templo donde confronta directamente al pastor de la iglesia.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


El brujo de Vudú le ordena retirarse del lugar o vendrá y destruirá el lugar con sus dioses. “Jehová peleará por mí y nadie saldrá de este lugar porque es Casa de Dios y Puerta del Cielo”, contesta el pastor con fe y valentía.

Entonces el brujo lo conjuró con el poder de sus dioses, en respuesta el pastor marca la entrada de la iglesia con aceite ungido y le dice: “hasta aquí llegas en el nombre de Jesús”. El pueblo reunido en el lugar es testigo del desafío de poderes. ¿Quién será más poderoso, el brujo que siempre confiaron con sus dioses o el nuevo pastor que dice que es siervo del más alto Dios, Dios de Abraham, Isaac y Jacob? Se preguntan.

Entonces el brujo le envía un dardo de maldición al pastor que logra afectarlo por un breve momento.

Se recupera y toma el aceite ungido y lo arroja sobre el brujo que lo hace trastabillar, haciendo que los otros dos brujos de soporte animen al brujo principal que queda aturdido y se repone y le dice: “Ya verás lo que haré… te maldigo de muerte”, mientras los brujos ayudantes le animan diciendo; “Tú puedes con el pastorcito”.

Entonces, como hiciera el profeta Baalam en el antiguo testamento, buscó otra posición para poder maldecir al pastor y se dirigió hacia la izquierda de la entrada del templo y dice “Yo deshago el hechizo de aceite que rociaste ya verás” y el brujo es atacado una vez más por el brujo con un conjuro directo y es cuando el pastor reacciona y le dice “Te reprendo en el Nombre de Jesús”.

Instantáneamente el brujo se desploma en el piso, siendo levantado por sus ayudantes le dicen “No te dejes, es solo un pastor, tu eres el brujo de este pueblo”, pero el brujo queda totalmente mareado mientras que el pastor mirando desde afuera adentro de la congregación les pide que sigan orando.

El brujo otra vez vuelve y le envía un poderoso conjuro al pastor que lo hace trastabillar pero instantáneamente reacciona y va al brujo y declara: La sangre de Jesús tiene poder, haciéndolo caer e inmediatamente le ordena al demonio que salga en nombre de Jesús.

Reprendiéndolo en el nombre de Jesús caen los tres ‘molidos’ por el poder de Dios. Y entonces los creyentes salen con gritos de júbilo y alabanza, celebrando el poder de Dios, mientras el pueblo mira atónito.

https://youtu.be/dhSHyUk87nA

 
 

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.