Sanando la Tierra

Trump y Putin ayudarían construcción del 3º Templo

14 noviembre, 2016 / adm / Iglesia y Ministerio

Trump y Putin ayudarían construcción del 3º Templo

El Sanedrín de Israel pide que Trump y Putin ayuden en la construcción del 3º Templo.

El Rabino Hillel Weiss cree ahora que Trump ayudaría a que esto sea posible. Weiss explicó que con la elección de Estados Unidos de Trump y su declarado apoyo a Israel (1), este sueño judío eterno se convirtió en “una posibilidad muy real”.

El Sanedrín Naciente pide al presidente ruso, Vladimir Putin, y al presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, unir fuerzas y para construir el tercer templo judío en Jerusalén.

El Rabino Hillel Weiss, un portavoz del Sanedrín, en contacto con el sitio de ‘Breaking Israel News’ (2) anunció que la elección de Trump, que había prometido reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, junto con el deseo expresado por Putin para reconstruir el templo, solicitó a la Corte Suprema judía enviar una carta ofreciendo tanto a la oportunidad de actuar como “figuras modernas de Ciro”: reyes no judíos que reconocen la importancia de Israel y el Templo.

Trump y Putin los Ciros modernos

Ciro el Grande, rey de Persia en el siglo VI antes de Cristo, en el primer año de su reinado, fue instado por Dios para emitir un decreto que el templo de Jerusalén debe ser reconstruido. Entonces el rey puso a los judíos bajo su dominio de nuevo a Israel con una cantidad considerable de dinero para reconstruir el templo.

El Sanedrín planea llamar a los dos líderes mundiales Trump y Putin a tomar este decreto bíblico antiguo y apoyar al pueblo judío en su misión sagrada.

El rabino Weiss explicó que las elecciones en Estados Unidos han convertido el sueño judío eterno en una posibilidad muy real.

“Estamos preparados para reconstruir el templo. La situación política de hoy en día, en el que los dos líderes más representativos del mundo apoyan el reclamo judío de Jerusalén como una herencia espiritual, son históricamente sin precedentes”, dijo Weiss a Breaking Israel News.

La carta del Sanedrín dice que la victoria Trump era debido a su apoyo a Jerusalén y le recuerda al presidente electo su promesa de campaña, de mover la embajada de EE.UU., desde Tel Aviv a Jerusalén, dando reconocimiento efectivo a la ciudad como capital de Israel.

La Ley de la Embajada de Jerusalén (3), aprobada por el Congreso en 1995 (4), comenzó el desplazamiento de la embajada, pero fue vetada por todos los presidentes de Estados Unidos desde entonces. El Sanedrín pidió a Trump de retener el veto después de asumir el cargo.

Rusia

El Sanedrín recordó también la conexión de Putin al templo en su carta. En su visita oficial a Jerusalén en el 2012, Putin hizo una visita a “Kotel” (Muro Occidental o Muro de las Lamentaciones). Cuando este estuvo en el lugar santo, Putin se quedó en silencio por unos minutos, realizando una oración personal, después de lo cual leyó salmos de un libro de oración ruso-hebreo.

Putin se acercó al hombre, quien explicó la importancia de la edificación del templo y el templo judío. Chadrei Jaredim (4), un portal de noticias hebreo dio a conocer que Putin respondió: “Eso es exactamente por qué vine aquí – para orar por el templo que se construya de nuevo”.

Después de este cambio notable, el Consejo envió una carta a Putin para pedirle que cumpla con su oración. Putin en ese momento no respondió a la solicitud de los líderes judíos, pero en este momento que el nuevo presidente electo es un aliado potencial en el proyecto, el Consejo cree que es hora que Putin también tome un papel activo en la reconstrucción del templo.

Además de sus afirmaciones sobre el templo, el Consejo también pide a Trump y Putin renovar la Resolución de 1920 de la Sociedad de las Naciones, conocida como Acuerdo de San Remo (5), lo que fue el principio para la creación del estado judío, al dividir el Imperio Otomano. La Carta incorpora a la Declaración Balfour, emitida por Gran Bretaña en 1917, que dio reconocimiento y apoyo oficial para el establecimiento de Israel.

El presidente de Estados Unidos de ese momento, Calvin Coolidge, ratificó el tratado de San Remo en 1925, haciendo que el estado judío sea legalmente vinculante por la ley estadounidense. El Sanedrín hizo hincapié en que es necesario en este momento – cuando la Autoridad Palestina trata de volver a escribir la historia del mundo, haciendo campaña en contra de la Declaración Balfour – fortaleciendo el compromiso de Estados Unidos con la historia del Estado de Israel, reasignando el acuerdo.

El Rabino Weiss reafirmó que apoyar el reclamo judío de Jerusalén brindaría beneficios a Rusia y Estados Unidos, así como a todo el mundo.

El mes pasado, las Naciones Unidas adoptaron dos resoluciones, negando cualquier conexión entre la ciudad de Jerusalén y el pueblo judío, dando paso a que el Islam tengan el monopolio religioso en muchos de los sitios más sagrados del judaísmo.

Trump y Putin pueden serán seguramente instrumentos para el futuro de Israel en el mundo.

RECURSOS EXTERNOS:
(1) Trump y su declarado apoyo a Israel
(2) ‘Breaking Israel News’
(3) la Embajada de Jerusalén
(4) Congreso en 1995
(5) Acuerdo de San Remo

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




A %d blogueros les gusta esto: