Sanando la Tierra

Fin de los tiempos: un Dragón volador en Japón