Sanando la Tierra

Los animales salvajes y domésticos ¿van al cielo?