Sanando la Tierra

Merkel: se necesitan valientes cristianos