Sanando la Tierra

La Biblia en el Pulpito no se quemó – Todo fue destruido menos la Palabra de Dios