Sanando la Tierra

Siempre hay un loco con un libro negro bajo el brazo predicando

24 diciembre, 2014 | adm | Iglesia y Ministerio

Siempre hay un loco con un libro negro bajo el brazo predicando

“Siempre hay un loco con un libro negro bajo el brazo predicando” dicen los guerrilleros – Arriesgan sus vidas para evangelizarlos – hace medio siglo que Colombia ha estado luchado contra insurgentes. Los combates resuenan aún en las zonas de conflicto, pero eso no detiene al mensajero de paz.

En la película titulada “La Montaña”, un actor representa al misionero Martin Stendall.

Stendall ha llevado literatura cristiana a los guerrilleros, a paramilitares y al ejército durante años.

Él es amigo de todos. Sus emisoras y las radios solares, le abren el camino.

“Hay zonas de conflicto en Colombia donde no es posible tener edificios de iglesia, donde no es posible tener cultos establecidos, donde no es posible hacer labores tradicionales de evangelista o misionero. Y nosotros tenemos programas de radio dirigidos a esas zonas.

Radios solares fijas en nuestras frecuencias que lanzamos en paracaídas desde el avión. También penetramos estos sitios con Biblias y con libros y con otro materiales cristianos”, manifestó Russell Stendall, de Colombia para Cristo.

Stendall ya ha repartido más de 120.000 radios solares gratis.

La iglesia manda ayuda periódicamente a familias rurales, pero Silva manifiesta que existe una brecha entre grandes iglesias colombianas y creyentes aislados y perseguidos del país.

“Las iglesias tienen la tendencia, sobre todo las ‘mega church’, de ser muy Laodicea. Lo tengo todo. Que rico soy. ¿No es cierto? Pero no se dan cuenta de los problemas que atraviesan otros hermanos”, dijo Silva.

Silva dice que pese a las dificultades y persecución, el evangelio llega a los rincones más apartados. Él hace mención de la queja de un líder guerrillero:

“Es que ustedes los evangélicos son el problema más grande que tenemos. Porque nosotros llegamos a un sitio apartado del país, donde no hay luz eléctrica, ni acueducto, ni carreteras, ni transporte, ni casa cural, ni siquiera una autoridad política, y siempre hay un loco con un libro negro bajo el brazo predicando a Jesús”, dijo Silva.

En las montañas y selvas del suroeste de Colombia la guerrilla todavía está expulsando a creyentes, destruyendo iglesias, y asesinando a los pastores. Puertas Abiertas Internacional reporta que hay más pastores que han sido asesinados en Colombia que en cualquier otro país democrático del mundo.

Las radios solares pueden ser un medio poderoso para predicar en zonas hostiles y apartadas del planeta, estas se pueden conseguir a través de Amazon.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *