Sanando la Tierra

¿Señal apocalíptica? 60.000 antílopes mueren

8 octubre, 2015 | adm | Profecías

antílopes mueren

Como si fuera una señal apocalíptica, en Kazajistán misteriosamente 60.000 antílopes mueren en 4 días.

¿Podría ser esto una señal de la venida del Apocalipsis?

Unos 60.000 antílopes en peligro crítico llamados saigas han muerto en Kazajistán en un lapso de cuatro días, y la causa de la muerte en masa sigue siendo un misterio para los científicos.

Cuando el evento desconcertante ocurrió a finales de mayo de este año, los veterinarios de la zona en un principio no estaban alarmados por la muerte de los antílopes», pensando que no era nada fuera de lo común.

«Dado que no pasó a ser una mortandad de manera limitada como en los últimos años, al principio no estábamos muy alarmados,» dijo el geo-ecologista Steffen Zuther.

Después de cuatro días, sin embargo, 60.000 saigas fueron encontrados muertos, lo que representa más de la mitad de la población de los antílopes en peligro de extinción en Kazajstán.

«El alcance de esta mortandad, y la velocidad que tenía, por la difusión a través de todo el rebaño de parto y matando a todos los animales, esto no ha sido observado en otras especies. Es realmente inaudito», dijo Zuther.

Añadiendo al misterio, los científicos no pudieron aún determinar la causa de la mortandad, meses después de que ocurriera.

Los investigadores de campo ya han recuperado muestras del entorno en el que vivían los saigas, incluyendo rocas y el suelo donde los animales caminaron, así como el agua y la vegetación que consumen.

Los científicos también llevaron a cabo un análisis detallado de los cuerpos de los animales muertos.

Hasta el momento, los investigadores creen que las bacterias pueden haber causado las muertes masivas de los saigas.

El tejido obtenido de los animales muertos revelaron toxinas, producidas por bacterias Clostridium y Pasteurella que se creen han provocado grandes sangrados en los órganos de la mayoría de saigas antes de morir.

Sin embargo, los científicos siguen sin decir con certeza por qué estos microbios normalmente inofensivos, que son similares a los que se encuentran comúnmente en los jardines, pueden desencadenar la mortandad, reporta Christian Today.

«No hay nada de especial en él. La pregunta es por qué se han desarrollado tan rápidamente y se extendieron a todos los animales», dijo Zuther.

Se espera que las muertes de los saigas tengan un impacto en el ecosistema natural en Kazajistán, donde estos antílopes descomponen la materia orgánica, reciclan nutrientes y previenen los incendios forestales causados ​​por el exceso de hojarasca en el suelo.

www.christiantoday.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *