Se salva del atentado en Estambul por una visión

Se salva del atentado en Estambul por una visión

By admin, 3 enero, 2017

Puede decirse que Dios la salvó de morir. Una jugadora de vóley se salva del atentado en Estambul por una visión: “Tuve una visión que me dio escalofríos”, dijo.

Se la conoce como Thaísa Daher de Menezes Pallesi o simplemente Thaísa Menezes. Thaísa, es una profesional de vóley de 29 años. Una de las figuras del seleccionado brasileño.

Thaisa confesó que tuvo un mal presentimiento aquella noche en que murieron 39 personas en el atentado en Estambul. El 1 de enero alguien vestido de Santa Claus entró a la discoteca “Reina” disparando a quemarropa. Causó al menos 39 muertos y 69 heridos.

La profesional del seleccionado brasileño planeaba celebrar el Año Nuevo en ese lugar. Pero algo le sucedió que le hizo cambiar de planes a último momento (1). Este cambio le salvó la vida, la salvó del atentado en Estambul. “Yo estaba hablando con sus padres (de su marido) y dije, no creo que debamos ir al club. Tengo un presentimiento malo”.

Guilherme Pallesi, marido de Thaisa, contó horas después del atentado en Estambul que una discusión entre ambos había hecho que cancelaran de ir. No había revelado todavía que Thaísa había visionado el sangriento final.

“Es un lugar turístico lleno con muchos extranjeros. El cambio de año es perfecto para el terrorismo. No quiero ir”. Dijo la bicampeona olímpica (Beijing y Londres 2008, 2012). Ella recibió como una advertencia del cielo. El ataque fue realizado por el Estado Islámico.

La carioca había salido temprano de su casa de padres cristianos adventistas a los 14 años.

Lo había hecho para jugar al voleibol. Vivió en República y luego, sola.

Fuera de casa de sus padres, a los 15 años, se hizo el primer tatuaje y piercing de ombligo. Ella, una devota de la Iglesia Adventista dice que ‘traicionó su religión’.

“Lo hice a escondida de ellos. Después de un tiempo, fui a casa y estaba tomando una ducha y mi madre fue a decirme algo. Vio algo brillante y gritó: ‘ mi Jesús Cristo. Si tu papá lo ve, él va a morir’. Ella intentó ocultar el piercing y el tatuaje de su papá. Cuando lo vio, gritó. “Mi religión no permite nada como eso”, dijo a IG (2) en su oportunidad.

Seguramente la siguieron las oraciones de su familia.

RECURSOS EXTERNOS:
(1) cambiar de planes a último momento
(2) “Mi religión no permite nada como eso”





¿Qué piensas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *