Menú

Se convierte en medio de la matanza de Orlando

Golpeado por 6 tiros un hombre se convierte en medio de la matanza de Orlando y opta por regresar a la iglesia.

La salvación llega a alguien de modo impensado que le hizo recordar las enseñanzas que recibió cuando era niño. Pero las herramientas que fueron usadas para su conversión fueron muy duras y extremas, literalmente al borde de la muerte.

Ángel Colón cuenta que hizo una oración mientras estaba tirado en el piso del club.

El ataque contra el club gay Pulse en Orlando, Florida, dejó 49 muertos y decenas de heridos. Frecuentado sobre todo por los latinos homosexuales, la motivación oficial fue un acto extremo de un musulmán.

Entre los que sobrevivieron estaba Colón Ángel de Puerto Rico de 26 años. Él fue el blanco de seis disparos, la pierna, la mano y la cadera. Aún hospitalizado en el Orlando Regional Medical Center, dice que la tragedia le hizo revisar sus opciones.

Según la cadena de televisión Univisión, Ángel pensó que iba a morir cuando comenzó el tiroteo. Afirma que recordó su crianza en la iglesia y oró a Dios: «Señor, no me permitas que me vaya ahora». Para él, el hecho de sobrevivir fue una respuesta del cielo.

«Pensé que iba a ser el próximo, que estaba muerto. Así que no sé cómo, por la gracia de Dios, me tiró a la cabeza, pero me disparó en la mano y me volvió a disparar, pero me dio en la cadera. No reaccioné. Yo estaba listo para quedarme inmóvil, por lo que no se dio cuenta de que estaba vivo», narró.

El padre, que es evangélico, dice que cuando era más joven, Ángel llegó a cantar en el grupo de alabanza. Ahora celebra: «Dios le dio otra oportunidad». A su vez, manifestó que su hijo en su cama de hospital le dijo: «No voy a hacer estas cosas. Voy a cambiar mi vida por completo. Voy a volver a la iglesia».

Categorías:   Iglesia y Ministerio

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.