Sanando la Tierra

¿Quién tiene más toxinas en el cuerpo, los ricos o los pobres?

7 agosto, 2013 | adm | Salud

¿Quién tiene más toxinas en el cuerpo, los ricos o los pobres?

¿Quién tiene más toxinas en el cuerpo, los ricos o los pobres?

Un estudio revela que tanto ricos como pobres en EE.UU. tienen en su interior toxinas de productos químicos pero el tipo de toxina varía según el nivel económico.

Las personas de mejor nivel económico que pueden comer seguido sushi, caviar y otras fuentes de proteína magra acuática no sólo lo notan en su bolsillo, sino en sus cuerpos, pues presentan mayor acumulación de metales pesados, de acuerdo a la investigadora Jessica Tyrrell, de la Universidad de Exeter, Reino Unido, y autora del estudio.

Ricos contaminados

Con datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de EE.UU., Tyrrell encontró que en comparación con los más pobres, los ricos tenían niveles más altos de mercurio, arsénico, cesio y talio, todos ellos tendientes a acumularse en el pescado y el marisco.

Los más acaudalados también presentaban niveles más altos de benzofenona-3, también conocido como oxibenzona, un ingrediente activo en la mayoría de los protectores solares, que está siendo investigado por la UE y que, según algunos expertos, podría favorecer el cáncer de piel.

Los estadounidenses ricos son más propensos a comer frutas y verduras y menos dados a ingerir comida rápida y ‘snacks’.

Plástico y nicotina, toxinas de los pobres

Por otro lado, los pobres de EE.UU. tienen toxinas asociadas con la exposición a los plásticos y al humo del tabaco.

Más consumo de tabaco entre las personas de bajos recursos parece estar asociadas con los mayores niveles de plomo y cadmio.

Los estadounidenses de menos recursos también presentaban niveles más altos de bisfenol A, una sustancia utilizada para revestir latas y otros envases de alimentos, prohibidos en la Unión Europea, Malasia, Sudáfrica, China y en los biberones de EE.UU

Texto completo en: actualidad.rt.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *