Sanando la Tierra

Que encontraron bajo un piso en Jerusalén

6 enero, 2015 | adm | Insólito

Que encontraron bajo un piso en Jerusalén

Bajo la planta de un edificio abandonado en Jerusalén los arqueólogos encontraron lo que podría ser el sitio de uno de los eventos más grandes en la vida de Jesús.

Cuando los arqueólogos comenzaron a excavar por debajo de un edificio abandonado en la Ciudad Vieja de Jerusalén hace 15 años como parte de un esfuerzo por ampliar un museo allí, probablemente no tenían idea de lo que estaban a punto de tropezar.

Allí, debajo del piso, descubrieron lo que quedaría del palacio donde se enjuició a Jesús antes de su crucifixión – un evento monumental que se narra en el Nuevo Testamento, según el Washington Post.

Antes de la excavación, los investigadores sabían que el lugar había albergado una prisión vieja usada por el Imperio Otomano, pero encontrar lo que ellos creen que es el palacio de Herodes el Grande – fue una sorpresa.

Los arqueólogos hicieron el impresionante hallazgo mientras se preparaban para ampliar el Museo Torre de David, que ofrece exposiciones que documentan la historia de Jerusalén.

«Durante las excavaciones arqueológicas que tuvieron lugar allí en la última década una ‘línea de tiempo’ de Jerusalén fue descubierta – se encuentran las del período del Primer Templo, los restos del palacio y curtiembres de Herodes y piscinas de la Edad Media», se lee en una descripción sobre la Torre de David en el sitio web.

Años después de que fue descubierto, el sitio estaba finalmente siendo mostrado a los visitantes del museo, aunque el debate sobre el lugar donde realmente se ha celebrado el juicio de Cristo continúa. Si bien muchos expertos coinciden en que el palacio habría sido en esta área, no todo el mundo cree que es el lugar que se menciona en la Biblia.

El profesor de arqueología de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte – Shimon Gibson – es uno de los que creen que el juicio de Jesús se desarrolló dentro o cerca del palacio, citando detalles sobre el entorno en el libro de Juan que él cree refleja lo que se ha descubierto en el sitio.

«No hay, por supuesto – ninguna inscripción que indique lo que ha pasado aquí, pero todo – cuentas arqueológicas, históricas y del Evangelio – caen en su lugar y tiene sentido», dijo el Post.

www.washingtonpost.com

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *