Sanando la Tierra

Preso que pidió una Biblia le fue dado porno

21 marzo, 2015 | adm | Tema sensible

cárcel

Un ex preso ha revelado que le ofrecieron porno en su primera noche en la cárcel en lugar de una Biblia.

La Liga Howard para la Reforma Penal, ha publicado un informe que encontró que la actividad sexual es generalizada en las prisiones del Reino Unido, a pesar de estar prohibido.

También se muestra en el informe que el personal carcelario está mal equipado a veces para tratar los conflictos acerca de la sexualidad y problemas de salud que se asocian.

Se llevó a cabo una extensa investigación, con 26 ex reclusos – 24 hombres y dos mujeres – entrevistado por la Dra. Alisa Stevens, profesora de Criminología de la Universidad de Southampton.

La investigación logró mostrar que algunas prisiones racionan condones, uno de los internos que se animó a hablar de sus atacantes manifestó ser violado por cinco compañeros de prisión. Cantidad de los que fueron entrevistados dijeron que los presos pagan deudas a cambio de favores sexuales.

Se halló también una «aceptación implícita del personal carcelario de la masturbación y la pornografía».

La investigación reveló que uno de los que fue entrevistado pidió una Biblia al sentirse «nervioso y abrumado» al pasar su primera noche en la cárcel. Sin embargo, el oficial de guardia se disculpó por no poder encontrar una, y a cambio le ofreció darle una serie de revistas pornográficas «para ayudarle a conciliar el sueño».

«Eso me enseñó mucho acerca de los tiempos de la noche en la cárcel», dijo el entrevistado.

Otro hombre identificado como no gay, dijo mantener relaciones sexuales con el mismo sexo en la cárcel «por obligación» y la gran parte de los entrevistados concordaron que los oficiales sabían de que los internos estaban teniendo sexo consensuado.

«Todos sabían lo que estaba pasando… Los agentes tienen dos ojos en su cabeza, al igual que los presos tienen, ven las mismas cosas, más a veces… El personal hace la vista gorda, siempre y cuando no los empujen», dijo uno de los entrevistados.

«La mayoría de los oficiales sólo quieren una vida tranquila, y siempre y cuando [los hombres que tienen relaciones sexuales] no causen problemas y no se encuentren en la cara con ellos, simplemente, ya sabes, lo ignoran», otro explicó.

El presidente ejecutivo de la Liga Howard, Frances Crook, dijo que los resultados del informe deben ser tomados en serio, y la actividad sexual en las prisiones es vista «como un problema de salud urgente».

«Está claro que importantes lecciones deben ser aprendidas, y rápido», añadió.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *