Una noticia está llamando la atención a todos. La policía de Israel se prepara para recibir al Mesías y darle la bienvenida, según reporta Breaking Israel News (1).

Roni Alsheikh, el Comisionado de Policía de Israel, anunció la semana pasada que su departamento se está preparando para la llegada del Mesías.

En una forma verdaderamente única, Alsheikh (2) fue filmado en una fiesta celebrada por los jasidim de Jabad en su barrio de Givat Shmuel. No lejos de Tel Aviv, en honor al 19 del mes hebreo de Kislev.

“Nosotros, la policía, estamos muy involucrados en el fortalecimiento de las mitzvot (mandamientos bíblicos) entre el hombre y su compañero”. Anunció Alsheikh en la reunión. “Cuando venga el Mesías, todo el mundo querrá verlo, por lo que estará muy apretado”, predijo el comisionado.

“Ese será un momento en el que vamos a tener que ser muy fuertes en el respeto a nuestros semejantes”.

Al describir el papel muy importante que la policía de Israel jugará a la llegada del Mesías, Alsheikh dijo. “No sólo estamos ocupados en hacer cumplir la ley. También tratamos de adoptar medidas preventivas con respecto a] la manera de reforzar la consideración mutua para nuestros compañeros”.

El 19 de Kislev es considerado el Año Nuevo de Hasidut por muchos Judíos jasídicos.

Esto por la conmemoración de la liberación de Rabí Shneur Zalman de Liadí (3) de la prisión en 1798.

El Rabí Shneur Zalman es considerado por muchos como el primer líder del movimiento Jabad. Un grupo dedicado al alcance judío y el fortalecimiento de la unión entre la humanidad según lo ordenado por Dios.

Alsheikh le atribuye la función a la policía de Israel que incumbe a todos, declarada como un mandamiento bíblico de Levítico.

El mensaje del comisario y su fuerte conexión con el movimiento Jabad y Jasidut fue bien recibido.

La misión de la Policía de Israel para centrarse en el requisito bíblico de “amar a tu prójimo” es oportuna de hecho. El día de fiesta de Jánuca, conmemora la victoria de los Macabeos sobre los griegos y su triunfo sobre los judíos helenizados.

En ese momento, Israel fue desgarrada por el conflicto: había un odio rampante entre los judíos. Los rabinos atribuyeron esa división a la destrucción del Templo.

“No hay duda de que la felicidad y el servicio a Dios nos llevará a estar más cerca”, dijo Alsheikh en la reunión. “Pronto, si Dios quiere, tendremos que empezar a prepararnos para la operación de seguridad necesaria a la llegada del Mesías”.

RECURSOS EXTERNOS:
(1) Breaking Israel News

(2) Alsheikh

(3) Rabí Shneur Zalman de Liadí