Policía invita a los pastores para orar durante las patrullas y el crimen se desploma

Policía invita a los pastores para orar durante las patrullas y el crimen se desploma

27 febrero, 2018 | adm

Ante el auge de la criminalidad, la Policía invita a los pastores para orar durante las patrullas. Cómo consecuencia el crimen se desploma.

El aumento de la criminalidad no siempre es controlado por los métodos tradicionales.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ
primera parte


segunda parte


Este fue el descubrimiento del jefe de la policía de Norfolk, Virginia (EE.UU.), Larry Boone. Él implementó una iniciativa de colaboración con las iglesias de la ciudad y vio los índices de violencia caer en picada.

La Policía invita, los pastores responden

Boone se reunió con los pastores de la ciudad y les pidió actuaran en días específicos para patrullar juntos la ciudad con la policía. De este modo, durante la aproximación, los pastores aconsejarían a la gente y también harían oraciones.

“Algunas partes de Norfolk son muy peligrosas. Muchos de estos eventos tienen lugar en las calles de las iglesias. ¿No sería una gran idea si el clero y la policía podrían trabajar juntos para patrullar algunas de nuestras áreas más problemáticas de la ciudad?”, sugirió Boone.

Según la información de la estación cristiana Broadcasting Network (CBN) (1), la invitación fue aceptada por los pastores. “Ellos respondieron, diciendo: ‘Me gusta la idea”. Y les dijo: ‘¿Puedo contar con el apoyo de ustedes?’. Rápidamente, todo el mundo decía, ‘Absolutamente'”, informó el jefe de policía.

Al proyecto que invita la policía lo llamaron “Clero Patrol”. Uno de los participantes fue el Dr. Antipas Harris: “Esta es una gran idea que los pastores estén realmente involucrados con la policía. No sólo esperar una crisis para hacer contacto, sino ser proactivos. Construyendo una relación, estudiando sobre los conflictos, tratando de encontrar maneras de resolver los acontecimientos”, dijo el líder evangélico.

Cuando la policía responde a una llamada, los pastores esperan el control de la situación. Después son llamados al sitio. Allí traen una palabra de aliento y consuelo. “Estamos aquí para apoyar, según sea necesario. Incluso oré por hombres que fueron esposados ​​y pidieron oración. En la mayoría de los casos, la gente acepta que oremos por ellos”, dijo Harris.

Boone agregó que los ministros: “Sólo están ahí para ofrecer algunas palabras de sabiduría, consejo, sea cual sea el caso”. Es lo máximo que se puede hacer sin violar la ley. “Y que beneficia a la comunidad, lo que beneficia el gobierno, es decir, la policía y la propia Iglesia”, dijo.

El Rev. Leroy Briggs, quien fue capellán de la policía de Norfolk, dijo: “La policía y los líderes cristianos comparten objetivos comunes. Tanto de servir y proteger. La policía llama a su campo ‘comunidad’. Los pastores lo llaman la ‘congregación’. Jesús envió a sus discípulos de dos en dos. Para que tengan a alguien en quien apoyarse. Por lo tanto, ellos [los pastores y la policía] pueden apoyarse unos a otros y así apoyar y mejorar la comunidad”.

Briggs también señaló que la presencia de un pastor puede restaurar la calma en una situación estresante: “Cuando la policía y los pastores están juntos, provoca una atmósfera, un ambiente de paz”, dijo.

Un efecto positivo de la asociación con los pastores: “Ha facilitado la entrada de la policía en muchas comunidades donde antes era de difícil acceso. Ellos nos están dando credibilidad en algunas comunidades que no tenemos”, dijo.

El programa también está dando a los pastores una comprensión y un conocimiento más profundo respeto por la policía y su trabajo. “No deje que su congregación piense que el policía es un robot. No, él es un ser humano con una familia, alguien que se preocupa y tiene su importancia. Estas cosas tienen que ser dichas desde el púlpito”, pidió el jefe de policía.

“Estos pastores se están dando cuenta de lo que creían saber, pero no lo saben hasta que están en el juego. Los desafíos que enfrentan estos oficiales tienen una apreciación mucho mayor de lo que hacen”, dijo Boone.

Para el Dr. Harris, esto es cierto: “Estar involucrado con la policía nos permite introducir nuevas realidades todo el tiempo. La mayoría de ellos están diciendo, ‘Me cambió la vida'”.

Desde que “Clerical Patrol” se puso en práctica,

Norfolk registró su calificación más baja de crímenes violentos en los últimos 17 años: “Creo que esta iniciativa es un puente. Y en este puente, juntos vamos a construir una relación que creo que fortalecería el futuro. Y fortalecerá la seguridad pública en nuestra comunidad”, estima Harris.

El Rev. Briggs llegó a la conclusión: “Me gustaría ver una Norfolk unida. Donde todas las personas sólo se unen y pueden ayudarse mutuamente. Va a pasar un día, si seguimos haciendo lo que estamos haciendo”.

La policía invita a los pastores para orar. Una actitud digna de ser imitada por otras comunidades.

Recursos externos: (1) www1.cbn.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBSCRIBETE !