Menú

Sanando la Tierra

Plantas medicinales en la Biblia

¿Usted sabe que hay estudios serios de universidades donde nos hablan de las propiedades medicinales en la Biblia?

¿Sabía que existen más de 200 diferentes plantas que se usaban como remedios junto con sus aplicaciones?


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


Por ejemplo la Universidad Nacional del Nordeste en Chaco Argentina tiene un estudio publicado por Marinoff, Mariela A. en el 2006 que nos habla desde el punto de vista farmacológico.

Las diferentes civilizaciones han probado las plantas medicinales en la Biblia y constatado por el uso reiterado sus beneficios y bondades.

Es lo que hoy llamaríamos los test de prueba de los científicos en una población de individuos chequeando regularmente en un lapso de tiempo los cambios químicos y orgánicos que se producen por cierto componente.

Nadie duda que las plantas fueran las primeras medicinas y existen testimonios de las primeras «capsulas» hechas desde el siglo 1 de nuestra era.

Los conocimientos de las bondades o cuidados de estas plantas eran transmitidos primero de forma oral y luego cuando avanzó la escritura y con la aparición del papiro quedaron reflejadas para las posteriores generaciones.

La Biblia menciona más de 200 clases de plantas para usos medicinales junto con la manera de usarlos.

Existe un papiro escrito hace más de 3500 años «el Ebers» que describe varias enfermedades y que compuestos vegetales usar.

Algunas de las conclusiones que llegaron los estudiosos acerca de las plantas «que curan» en la biblia son los siguientes:

Granado: astringente (Jos. 15.32)
Ruda: antiparasitaria, espasmolítico, venotónica. (Lucas 11:42)
Olmo: afecciones cutáneas, emoliente. (Ose 4:13)
Olivo: antihipertensivo. (Deuteronomio 8:7, 8)
Mostaza: rubefaciente, revulsiva. (Mr. 4.30-32; Lc. 13.18-19)
Mirra: Para úlceras, astas boca, piorrea, encías. (Génesis 43:11; Mateo 2:11)
Menta: Espasmolítico, antipruriginoso y analgésico de las mucosas. (Mateo 23:23)
Mandrágora: se emplean los alcaloides extraídos de sus raíces. (Génesis 30:14)
Lirio: antiinflamatorio (vía tópica), Laxante, diurético, anoréxico. (Cantares 2:1)
Lino: Laxante, demulcente, hipolipemiante. (Éxodo 9:31)
Incienso: Antiséptico. (Éxodo 25:6)
Hisopo: Digestivo, expectorante, entiespasmódico. Externo: astringente, Antiflatulento, sedante, diurético suave. (1 Reyes 4:33)
Áloe: Interno purgante, ext afecciones de la piel. (Cantares 4:14)

www.unne.edu.ar

Deje su comentario

  • Publicado: 1 marzo, 2018 01:21

    Leon Garcia

    Pieso que cuando te refieras a la Biblia deberias citar exactamente donde se encuentra tal concordancia o refencia
    • Publicado: 1 marzo, 2018 12:31

      adm

      Buenos dias Sr Leon Garcia ¡atualisamos nuestra página según su sugerencia! Sanando la Tierra
  • Publicado: 24 marzo, 2018 10:50

    Armando Laboy

    Solo quiero agrádeser por la labor de toda la información al relacionada sobre las plantas medicinales y arbustos. Como los encontré fue buscando en un libro que tengo que se trata de como entender la Biblia y quería saber del árbol de sicomoro que fue donde se subió saquéo y por eso di con la información que ustedes ofrecen así que gracias. También tengo FB donde escribió nada mil gracias.