Sanando la Tierra

Planetas estaban en forma de Cruz cuando Cristo murió

4 septiembre, 2015 | adm | Iglesia y Ministerio

forma de cruz

Cuando Cristo murió, los planetas estaban en forma de cruz afirma un investigador histórico que dice haber descubierto lo que parece ser una representación de la crucifixión «en las estrellas» en el día en que Jesús murió.

En la ilustración dada a conocer al público, los planetas Saturno, Urano, Júpiter, Tierra y Venus se ven alineados formando lo que parece ser Jesús en la Cruz con su cabeza, con las manos extendidas y las piernas juntas en un posicionamiento preciso, proyectado en una escala galáctica. De hecho, los anillos de Saturno incluso pueden considerarse que representa el «halo» o «corona de espinas.»

Por otra parte y tal vez más notable, es la fecha de la alineación del día comúnmente visto como el de la crucifixión real de Jesús, 3 de abril de 33.

«Varios estudios han identificado esa fecha basada en la Biblia en calendarios, condiciones astronómicas, hasta geología,» dice Miguel Antonio Fiol, el investigador que hizo el descubrimiento.

Fue mientras investigaban un manuscrito en la Universidad de Wisconsin-Madison a través de la formación planetaria impar usando múltiples modelos heliocéntricos para estudiar la fecha de la muerte de Jesús a través de una vista de arriba hacia abajo del sistema solar, según publica Christian newswire.

«Incluso a primera vista supe que parecía la crucifixión,», añade. «Pero me tomé tiempo para descubrir todos los paralelismos increíbles».

Más allá de parecer como la crucifixión, Fiol dice que otros resultados notables incluyen:

• La «corona de espinas» (o «halo») que está representada por los anillos de Saturno.

• La alineación comenzó a mediados de marzo y duró a través de mediados de abril del año 33 A.C.

• La alineación apareció previamente en el año 4 A.C., considerado por algunos estudiosos como el año del nacimiento de Jesús.

• Fiol dice que la alineación parece haber ocurrido solamente seis veces entre el año 0 y 2000 A.D., equivalente a una vez cada 333 años.

• Trazando una línea directa de Júpiter a través de Marte a la línea central cede un punto exacto en la «cintura».

• Encontrando lo más notable quizás es que las dos «manos,» Urano y Júpiter, giran en direcciones opuestas como lo hacen los dos pies, representado al lado por los planetas tierra y Venus.

«Los planetas giran como opuestos como espejos, como a su izquierda y derecha en los pies,» dice Fiol, quien pasó años investigando personajes históricos, obras y símbolos tales como π para encontrar patrones y significados subyacentes. «Fue la última cena de Da Vinci que me llevó aquí», bromea él secretamente y sin ironía.

Fiol afirma que sus resultados son fácilmente comprobables pero admite que habrá interpretación, modelos realistas y sesgo. «La gente verá lo que quieren ver aunque creo que la coincidencia es un argumento difícil,» concluye.

www.christiannewswire.com

Un comentario

  1. Miguel Vargas-Caba dice:


    Lo que me molesta de este tipo de noticias es que, tras una búsqueda extensa y minuciosa en Google y otros buscadores de Internet, y después de buscar en el REGISTRO de la Universidad de Wisconsin-Madison encontré:

    1) Que fuera de la repetición DE ESTA MISMA NOTICIA, como si fueran papagayos, por montones de páginas web, no encontré NADA EN ABSOLUTO QUE DIJERA MÁS ALLÁ DE LO QUE SE DICE AQUÍ, así como algo que diera más indicaciones sobre el AUTOR de la misma, el Sr. Miguel Antonio Fiol, quién es, su nacionalidad, etc.

    Peor aún:

    2) Al buscar alguna información en los registros de la Universidad de Wisconsin-Madison sobre el Sr. Fiol, NO ENCONTRÉ ABSOLUTAMENTE NADA SOBRE ÉL. Encuentro raro que un INVESTIGADOR de una prestigiosa universidad no aparezca en ninguno de sus registros docentes. Lo más cercano que encontré es un récord de ESTUDIANTE a nombre de M.A. Fiol, del año 1983, más nada.

    Además, encuentro raro que un investigador salga por todas partes con semejante noticia, y en todo el tiempo que ha tenido como investigador de esa universidad no haya escrito ni siquiera un ensayo sobre algunas de sus otras investigaciones. Casi siempre esos nombres aparecen por algún lado, relacionado con otras cosas. En el caso del Sr. Fiol, no aparece nada de nada.

    Eso me lleva a creer que esta «noticia» no es más que otro más de los miles de inventos que aparecen en la Internet, y que nosotros como ovejitas repetimos en nuestros muros sin siquiera averiguar que sean reales o verdad.

    Si alguien tiene alguna información FACTUAL (o sea, con hechos concretos) de esta noticia, que no sea una repetición de lo ya escrito en ella, y más aún, de QUIÉN FUE Miguel Antonio Fiol, y en qué departamento de la UW-M trabaja, me gustaría que me enviara esos datos. Personalmente, dudo que me los envíen…

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *