Sanando la Tierra

Pastores pueden ir presos por negarse a casar gays

29 octubre, 2014 | adm | Iglesia y Ministerio

Pastores pueden ir presos

Pastores pueden ir presos por negarse a casar gays – cuando comenzaron a recibir el permiso del gobierno para casarse, dijeron que era suficiente – muchos de los líderes de este movimiento en los EE.UU., dijeron que la ceremonia religiosa no era importante.

Poco a poco algunas denominaciones relajaron sus exigencias y comenzaron a realizar matrimonios homosexuales.

En Houston, Texas, cinco ministros fueron convocados por la ciudad para que entreguen sus sermones para una evaluación después de acusaciones de que los pastores estaban predicando «homofobia».

La alcalde de la ciudad es gay y dijo que deben seguir las leyes que prohíben la discriminación.

En la pequeña Coeur d’Alene, Idaho, Donald y Evelyn Knapp, un par de pastores están siendo demandados por negarse a realizar ceremonias de matrimonio entre personas del mismo sexo.

Si son declarados culpables, podrían recibir seis meses de cárcel y multas de hasta $ 1,000. Dólares.

La justificación de las autoridades locales es una violación de las leyes de la «no discriminación».

El caso fue a un tribunal federal y puede ser un hito en la batalla entre los activistas pro-LGBT y las organizaciones cristianas que defienden la familia tradicional.

Uno de ellas es la Alianza para la defensa de la Libertad, cuyos abogados están defendiendo a los pastores en los dos estados.

El fiscal Jeremy Tedesco, quien opera en el caso de Idaho declaró que «el gobierno no debería obligar a los ministros a actuar en contra de su fe, con amenazas de arresto y multa.»

Tony Perkins, presidente del Family Research Council, dijo que está «abierto el periodo de caza” contra los cristianos que se niegan a ceder a la redefinición del matrimonio impuesto por el gobierno.

A principios de este año, una panadería propiedad de un evangélico fue demandada después de negarse a hacer un pastel para un matrimonio gay en el estado de Colorado.

Desde 2013, Coeur d’Alene tiene leyes que prohíben la discriminación basada en la orientación sexual.

El abogado de la ciudad, Warren Wilson, dijo a los medios que la iglesia es un «lugar público y está sujeto al decreto.»

Dijo además que todos los pastores que trabajan en la ciudad, si es que se presentan, se verán obligados a celebrar matrimonios de parejas del mismo sexo.

Fuente: Primer Evangelio

Un comentario

  1. Arturo dice:

    Sin ofender, esta la noticia está distorcionada.
    El negocio de los Knapp es una capilla privada, no una iglesia. El abogado Jeremy Tadesco presentó el caso haciendo pasar el negocio como si fuera la misión de una iglesia dado que la ley prohíbe la discriminación por preferencia sexual en lugares públicos y el concepto legal determina que una iglesia no es un lugar público, a diferencia de un negocio. Tadesco dio aviso a los activistas de Alliance Defending Freedom quienes divulgaron la noticia hasta que el Washington Post publicó la nota «casen gays o irán presos». Al hacer las investigaciones se vio que la Hitching Post no se presentaba como iglesia sino después del escándalo, vende arreglos florales y adornos de boda pero carece de confesión de fe o denominación, y el negocio ha permanecido sin afiliación religiosa desde sus orígenes hace casi un siglo. Los Knapp compraron el negocio apenas en 1989. La nota ya había sido desmentida en inglés:
    http://www.huffingtonpost.com/…/is-a-church-being-forced_b_…
    http://m.ncregister.com/45035/b#.VZCz3_l_Oko

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *