Menú

Pastor es torturado cada día en prisión paquistaní

Fue condenado a cadena perpetua la semana pasada. El Pastor Zafar Bhatti es torturado cada día en prisión paquistaní. La esposa pide a los cristianos en todo el mundo que intercedan por él.

La esposa de Zafar Bhatti, ministro que fue condenado a cadena perpetua la semana pasada en Pakistán hizo una denuncia. Se queja de que su marido está siendo torturado todos los días. Debido a las duras leyes contra la blasfemia, el líder cristiano no tiene ninguna posibilidad de apelar los cargos. Todo porque predica sobre otro Dios que no es Alá. Según Christian Post (1).

Es torturado cada día

“Se han producido diversos intentos de matar a mi marido. Él es intimidado cada día y no está a salvo de otros reclusos y funcionarios de la prisión. Cada día me preocupa más, porque tengo miedo de recibir la noticia de que murió”. Se quejó Nawab Bibi, de 65 años.

Ella dijo que ora por él todos los días. “Cuando lo visito, lloramos juntos y oramos, buscando la intervención de Dios. Yo sé que Dios lo va a liberar un día. Pero pido que los cristianos de todo el mundo oren por él y les pidan a sus gobiernos que ayuden”, agregó.

Según sus informes, la iglesia dirigida por el marido creció mucho, aunque “muchos musulmanes” conspiran contra su ministerio. “Me gustaría que nuestros perseguidores entienden que los cristianos no son criaturas del mal. Somos seres humanos creados por Dios, el mismo Dios que los creó, a pesar de que todavía no lo saben”, dijo.

Organizaciones cristianas están recaudando dinero para ayudar a Bibi en la lucha por la libertad de su marido. Los hijos de la pareja se vieron obligados a vivir con los abuelos de su esposa. Ya que ella no puede permitirse el lujo de apoyarlos.

Es torturado cada día por falsos cargos

El pastor Bhatti está en la prisión central de Adiala desde 2012. Fue condenado después de falsas acusaciones de enviar mensajes de texto “blasfemos” de su teléfono celular. Sin embargo, nada se probó.

Su caso es uno más de los líderes cristianos que el gobierno persigue. Solamente por no seguir la religión oficial del país, el Islam. En los tribunales de Pakistán, la palabra de un cristiano ni siquiera se considera.

Según los informes, Bhatti se enfrentó a una serie de atentados contra su vida en prisión. Estos incluyeron un envenenamiento el 31 de marzo de 2013. Dejándolo en estado crítico, con sangrado de la nariz y boca. Cuando un cristiano es torturado, todos los demás debemos apoyar en oración.

RECURSOS EXTERNOS:

(1) www.christianpost.com

Deje su comentario