Sanando la Tierra

Pastor de mega iglesia arrestado en Corea del Norte

16 septiembre, 2015 | adm | Iglesia y Ministerio

Hyeon Soo Lim

El pastor de una mega iglesia en Toronto, Hyeon Soo Lim, es arrestado en Corea del Norte por crímenes contra el Estado. El aislado país tiene una complicada relación con el cristianismo y se suman ahora videos que salieron el lunes que le muestran confesando delitos contra el estado.

Según un informe publicado por Reuters, el pastor de 60 años, cabeza de Light Korean Presbyterian Church de 3.000 miembros en Toronto, entró a Corea del norte en enero de 2015 en una misión humanitaria. Él habló a una pequeña congregación Pyongyang’s Pongsu Church y apareció leyendo un mensaje.

«El peor crimen que cometí fue precipitadamente difamar e insultar la dignidad más alta y el sistema de la República», dijo Lim en el video el domingo.

Reuters informó que el video fue lanzado por una web de propaganda de Corea del norte semi oficial. La agencia oficial de noticias del estado también señaló que Lim confesó crímenes encaminados a derrocar el estado la semana pasada.

«Iglesia Pongsu es una de cuatro iglesias del estado que funciona en la capital de un país que defiende la libertad de religión, pero efectivamente la prohíbe», escribieron en Reuters.

Según Reuters, los medios de comunicación de Corea del norte afirmaron que Lim intentaba conducir el régimen a un colapso «con el amor de Dios.» Le citó diciendo que su propósito principal era «anular su sistema social aprovechando la política hostil contra las autoridades de coreanas del sur y establecer una base para la construcción de un estado religioso».

«Lim ha visitado Corea del norte más de 100 veces desde 1997 y ha ayudado a establecer un orfanato y un hogar de ancianos”, según dijo la iglesia. «Él ha vivido en Canadá desde 1986 y es un ciudadano canadiense». Reuters agrega que Canadá suspendió las relaciones diplomáticas con Corea del norte en 2010.

El país aislado se ha infiltrado en grupos cristianos, y los cristianos americanos también han sido detenidos allí.

«No hay ninguna duda de que el gobierno de Pyongyang es resistente a los forasteros que entran en el país y distribuyen Biblias.» Evans había citado un ejemplo de lo brutal que el régimen podría ser con los cristianos de afuera. «Sé de un misionero que fue encarcelado en Corea del norte y que sigue siendo psicológicamente gravemente dañado por su castigo – que él no describe porque fue tan traumático para él, personalmente», escribió Evans.

Según noticias de BBC, el país tiene una visión complicada sobre el cristianismo.

www.gospelherald.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *