Sanando la Tierra

Pastor de 98 años dice cuál es la mejor inversión

15 noviembre, 2016 / adm / Iglesia y Ministerio

Pastor de 98 años dice cuál es la mejor inversión

Un viejo pastor de 98 años de edad de Sri Lanka, aconseja cuál es la mejor inversión a otros pastores.

De los negocios rentables humanos no hay mejor que aprender de la experiencia de otros. Pero el mejor negocio no es invertir en bolsa o en los fondos de inversión. Para invertir no hay mejor que invertir en lo que no perece. Invertir en las cosas de la vida eterna (1).

El activo Tiddy Senapatiratne (2) tiene 98 años y es pastor de Sri Lanka. Su nieto Kevin Senapatiratne dice: “Incluso a la edad de 98 años está llevando adelante un ministerio de intercesión, y escribe cartas de oración para animar a los pastores y creyentes. En sus escritos, enseña cuál es la mejor inversión y está desafiando a la gente a seguir la Escritura y vivirla con fe y aventura”.

A continuación se muestra la última carta del Pastor Tiddy Senaptiratne donde aconseja la mejor inversión:

“Mi querido hermano / hermana en Cristo,

Saludos en el bendito nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, que nos exhorta a leer y obedecer su palabra.

Hace algún tiempo escribí en una de mis cartas que Dios nos mandó a meditar en la palabra de Dios de día y de noche”. (Josué 1: 8,9). No hizo únicamente mandamientos pero él también nos dio promesas.

Josué tenía sólo 5 libros en ese momento, pero ahora tenemos 66 libros (en la Biblia) para leer y obedecer, y tenemos muchas más promesas en ellos. Dios nos ama tanto, y estoy seguro de que tú también puedes experimentar su amor de muchas maneras, tanto como yo, tal vez más.

[¿Cuál es la mejor inversión? Tiempo en la Palabra (3)]

Debemos leer la palabra de Dios a menudo, si es posible a diario- al menos una pequeña porción cada día. Nos hará crecer en nuestra vida cristiana. Yo conocí al señor Leisser, el propietario de una empresa inglesa en Sri Lanka. Me dijo que había leído la Biblia 40 veces.

Él la sabía bien de principio a fin. No tenemos que hacer mucho, pero si la leemos tan a menudo como podemos y la usamos para su gloria y para la salvación de las almas seremos mucho más benditos. Será de gran ayuda si podemos aprender versos de las escrituras de memoria.

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. (Hebreos 4:12).

(¿Cuál es la mejor inversión? Aplicar la Palabra con fe)

La Palabra de Dios se ha usado poderosamente por muchas personas que se mencionan en la Biblia. Vamos a echar un vistazo a algunas de ellas.

Un centurión quería que su criado sane. Él sabía que si sólo Jesús hablaba una palabra de dónde estaba, su criado sería sanado, al igual que cuando hablaba una palabra a sus soldados que le obedecen. Por favor lea sobre él en Mateo 8: 5-13.

Jesús expulsó a los demonios con su palabra. Leemos sobre ello en muchos lugares de la Biblia. Lo que Jesús dijo era con autoridad espiritual. (4) (Lucas 4:32; Mateo 7: 28,29; Juan 6:63).

Después de que Jesús ascendió, sus discípulos hablaron con autoridad como él lo había hecho. Una de esas ocasiones fue cuando Pedro y Juan sanaron a un hombre que era cojo desde su nacimiento. Cuando este hombre fue sanado, entró en el templo “caminando, saltando y alabando a Dios”. (Hechos 3: 1-9).

En Hechos 9: 32-35, Pedro habló solamente unas pocas palabras y Eneas (que había estado postrado en cama desde hace 8 años) se levantó inmediatamente.

En Hechos 9: 36-41 leemos de Dorcas, que estaba muerto, siendo levantado por Pedro hablando sólo dos palabras después de orar.

Cuando Elimas, el mago trató de impedir que el diputado aceptara lo que dijo Pablo, lleno del Espíritu Pablo dijo: “Usted quedará ciego para no ver el sol por algún tiempo”. Inmediatamente se quedó ciego. (Hechos 13: 6-12).

En Hechos 14: 8-10 cuando Pablo dijo “Ponte de pie en tus pies”, el hombre que nunca había andado, saltó, y anduvo.

Por favor lea la historia de Ananías y Safira en Hechos 5: 1-10. Ambos habían mentido y cuando Pedro habló con cada uno de ellos se cayeron y expiraron.

(¿Cuál es la mejor inversión? Hacer lo que ellos hicieron)

Cuando vemos lo que hicieron los apóstoles de Jesús y después de ver lo que él hizo, ¿no tenemos un deseo de actuar de manera similar? Pero podríamos excusarnos diciendo que vieron a Jesús mismo hacerlo todo. ¿Qué pasa con nosotros? Pidamos a Jesús que también nos dé una visión y el poder para hacer lo mismo y ser antorchas para él.

Que el Señor te bendiga.

Su sirviente en el servicio del Dios Altísimo,

Tiddy Senapatiratne”.

RECURSOS EXTERNOS:
(1) las cosas de la vida eterna
(2) Tiddy Senapatiratne
(3) Tiempo en la Palabra
(4) autoridad espiritual.

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *