Menú

Sanando la Tierra

Por qué pasan cosas malas a personas buenas? 7 Puntos que aclaran la respuesta

Todos hemos oído decir: «¿Por qué pasan cosas malas a personas buenas?»

También podemos invertir la pregunta: «¿Por qué un Dios que es todo lo bueno y todopoderoso permite que sucedan cosas buenas a la gente mala?»

1. El origen de lo malo.

La biblia dice en Génesis 1:31 «Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera». Todo lo creado era bueno y perfecto. No había enfermedad, los hombres eran vegetarianos. No había maldad.

Pero ante la caída del hombre un ‘interlocutor’ opuesto a Dios trajo el caos y la muerte. La mentira fue su arma. Desde allí las cosas cambiaron. El hombre eligió y eligió mal. Lo que sucedió después fue consecuencia de su elección.

2. El propósito de Dios. Su propósito es que le conozcamos. No podemos conocer el bien de Dios si no entendemos que es lo malo. El hombre eligió conocerlo por experiencia propia y así sufrimos toda su descendencia.

3. La Creación caída: ¿Por qué pasan cosas malas? Todo lo creado comenzó a sufrir cuando el hombre cayó. Dios le dio al hombre la autoridad de regentear todo lo que Dios había hecho. Con él se desmoronó también lo que debía administrar.

4. El mundo y su príncipe domina. La serpiente o Satanás extravió al hombre. Esta es la respuesta principal a por qué pasan cosa malas en el mundo. Al obedecerlo le cedió el dominio de todo lo creado.

E impuso un sistema de leyes opuesto al de Dios. Este sistema se llama Cosmos en griego. La palabra se traduce como «Mundo» en el NT. Él vive alimentándose de la adoración directa o indirecta del hombre.

Lo hace a través de muchas cosas como la idolatría (ej. el amor al dinero, al poder, al disfrutar). Todo lo que aleje de Dios es idolatría. El sufrimiento y el temor son otras armas de este príncipe del mundo que ama controlar nuestras almas para su beneficio.

5. Jesús volvió a comprar el derecho del dominio de la creación como hombre. Al pasar victorioso la tentación del diablo en el desierto «recompró» la autoridad perdida por Adán. Con su sufrimiento y muerte ese derecho pasó a los que creen en Él. Lucas 4:1-11

6. Venga tu reino. Cuando Dios domina y se establecen sus leyes hay paz y bendición. Cuando Su Espíritu Santo controla un individuo, una familia o una nación la consecuencia es: Paz, bendición y abundancia. Por eso Jesús oró: Venga Tu reino. El Espíritu Santo Trae consigo las reyes del Reino y sus bendiciones.

Joel 2: 24 Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite.

25 Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.

26 Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado.

27 Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado.

Derramamiento del Espíritu de Dios

28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.

29 también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.

30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo.

31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová.

32 Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

7. La Eternidad. El verdadero objetivo. Cuando vemos la presencia de Dios manifestada en la tierra vemos una vislumbre del cielo. Estas bendiciones vienen por creer en Cristo y recibir el Espíritu Santo. Empero No siempre vemos la bendición completa en esta vida.

Para muchos, el sufrimiento y el mal son detonantes de la búsqueda espiritual.

Para los ya creyentes son parte de la prueba de su fe y crecimiento. Existe un sufrimiento «ministerial» que tiene que ver con los planes de Dios y la empatía con el que sufre.

Dios es un Dios perfecto y tiene una compensación perfecta en el cielo para sus hijos que padecen aquí. Estas son respuestas bíblicas de por qué pasan cosas malas (1) ¿Lo puedes Creer?

Recursos externos:

(1)

Deje su comentario