Sanando la Tierra

paralitica busca a Dios, y en el día de su boda…

6 septiembre, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

paralitica busca a Dios, y en el día de su boda...

Estaba condenada a vivir en silla de ruedas desde muchos años, entonces esta paralitica busca a Dios, y en el día de su boda… ¡pudo ponerse de pie y caminar!

Una mujer, que se había roto el cuello en la adolescencia al sumergirse en una piscina, quedó paralítica, según los médicos, ella ya no caminaría de nuevo. Sin embargo, el día de su boda, ella caminó por el pasillo y lo atribuye a un milagro de Dios.

Jaquie Goncher tenía 17 años cuando el accidente le produjo una lesión que le paralizó los movimientos de la cintura para abajo.

El diagnóstico fue que a partir de entonces, estaba condenada a estar en una silla de ruedas.

Pero ahora con 25 años, la paralitica busca a Dios, y en el día de su boda fue capaz de caminar por primera vez al contraer matrimonio con Andy.

«Recobrando la movilidad inicial, supe que era Dios porque mi presión arterial estaba tan baja que no podía salir de la cama. Cuando el medico halló que había empezado a mover el dedo del pie, estaba como en shock», dijo a Christian Today. «Desde el inicio, cuando pude recuperar algunos movimientos, hasta la curación completa, he visto un milagro», ha reiterado.

El camino hacia la restauración tuvo sus momentos de duda, de acuerdo a Jaquie. Uno de ellos fue durante una lectura de la Biblia, en un pasaje que habla de la curación. En ese día, ella le dijo a Dios que nada cambiaba en ella.

«A veces me sentía sola porque me olvidaba lo que Dios había hecho por mí. Creo que eso hace que el Evangelio sea tan maravilloso. Dios siempre me seguía mirando, incluso cuando yo estaba huyendo de él», dijo. «Pensé: Jesús los sanaba a todos y si sanó a estos, ¿por qué cambiaría? Él no cambia, entonces él me sanará, también'».

Un paso personal tomado por Jaquie fue su matrimonio. Hacía un año y medio, que vivía con el novio. Después de escuchar un sermón sobre la importancia de la búsqueda de la mejora de la relación con Dios, sintió el deseo de formalizar su unión.

Por lo tanto, se decidió regresar a casa de su madre: «Él [Andy] me ha apoyado de diferentes maneras… Siempre estaba allí. Está de acuerdo con lo que estaba haciendo y mis opciones», dijo la joven.

Los preparativos para la boda se aceleraron y, cuatro meses más tarde, junto con el progreso del tratamiento, Jaquie se casó. Y para su sorpresa, la de sus amigos y la familia del novio, la paralitica busca a Dios, y en el día de su boda se levantó y anduvo.

«Recuerdo que me choqueó, porque yo pude caminar por el pasillo, pude estar en la ceremonia de pie y pude bailar para mi boda. Incluso me sentí cansada durante toda la noche. Estaba tan animada disfrutando el momento. Creo que Dios me permitió vivir eso», testificó.

La terapia física ahora se centra en la recuperación de la fuerza de las piernas y la expansión de los movimientos, pero algo más grande ya está ocurriendo debido a que su testimonio ha estado dando vueltas por el mundo durante los últimos meses.

«Busqué a Dios por encima de todo. Cuando sólo lo buscas por lo que Él es, él te dice qué hacer, y él te da lo que necesitas. Creo que lo más importante es perseverar. Tú tienes que seguir teniendo esperanza y fe de que Dios es quien dice ser. Las promesas de Dios son las tuyas. Llévalas contigo», dijo.

Todos los principales medios de comunicación se hicieron eco de la noticia: «paralitica busca a Dios, y en el día de su boda recibe un milagro».

facebook.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *