Menú

Sanando la Tierra

Oración de Joey Boy de 6 años de edad opera milagros

Llegando a ser el centro de atención, la oración de Joey Boy de 6 años de edad opera milagros al poner las manos sobre los enfermos y orar por sanidad.

Un niño de seis años de edad, ha sido el centro de atención en una iglesia en el estado de Pennsylvania EE.UU. por la imposición de manos sobre los enfermos y ellos son sanados. Joey, como se llama el niño, se convirtió en una especie de canal de milagros cuando su tía estaba enferma y él oró por ella de forma espontánea.

La tía de Joey, Mindy, se deterioraba y estaba debilitada y negaba las visitas cuando el muchacho insistió en verla. Al encontrarla fue sincero y objetivo, de acuerdo a su madre: «Joey puso su mano sobre su cabeza, y le dijo:» Padre Celestial, te pido que toques mi tía Mindy y la cures, porque sabemos que por sus palabras ella será sanada. Gracias por tu sanidad en nombre de Jesús. Amén».

La situación de Mindy, hasta ese momento, era bastante seria: «Cuando llegamos a la casa, me sorprendió cuando mi hermana me miró. Casi no la reconocí. Estaba tan débil que ni siquiera podía levantar la cabeza de la camilla donde estaba acostada y cubierta. Ella acababa de abrir sus ojos y nos miró. La piel pálida; Había círculos oscuros bajo los ojos hundidos, gotas de sudor en la frente, y se veía como si estuviera muriendo.

Joey la miró y dijo: «He venido a orar por ti. Para que sanes en el nombre de Jesús. «Ellos simplemente se miraron en silencio, como si tuvieran una conversación que ambos entendían. Y ella cedió, «informó la madre del niño.

Según ella, mientras oraba, el aspecto de la debilidad estaba siendo reemplazada por una apariencia más saludable: «Mientras oraba, abrí los ojos y me quedé sorprendida por la transformación que estaba presenciando.

Fue un milagro. Si no lo hubiera visto con mis propios ojos, no lo habría creído. El color empezó a subir de nuevo en su rostro. Sus apagados ojos comenzaron a brillar. Esa persona que estaba demasiado débil para levantar la cabeza, se había sentado».

La tía del niño, agradecida por la cura, dijo a Charisma News que Joey era la representación de la providencia divina: «Fue la respuesta a mis oraciones.»

La Periodista Becky Fischer dijo en su texto sobre el chico que «es vital que entendamos el potencial de los niños, incluso los pequeños, cuando se les enseña acerca de la Palabra de Dios, cuando le decimos que creer ellos ofrecen una muy auténtica fe más grande que todos los adultos».

En la actualidad, los enfermos van a los servicios religiosos que asiste la familia de Joey Boy y recibir la oración con la imposición de manos, para ser curados.

www.charismanews.com

Deje su comentario