Menú

Sanando la Tierra

Nuevo: Trump no deportará indiscriminadamente

¿Necesitará ahora un abogado de inmigración? No lo sabemos. Lo que sabemos de nuevo es que Trump no deportará a todos indiscriminadamente. ¿Habrá Dios escuchado las oraciones de millones de personas? Tal vez.

Las informaciones dadas por la Casa Blanca aclaran cuál será su postura acerca de los inmigrantes indocumentados.

La nueva posición oficial informa que pasos tomará acerca de la inmigración ilegal y el destino de miles.

Supuestamente usted no debería temer si no tiene papeles y lleva una vida sin problemas. Trump no deportará a los que no tienen record criminal con la justicia.

La nueva Administración se refiere a los inmigrantes con antecedentes penales.

El mismo viernes, la Casa Blanca dio un comunicado asegurado que el Gobierno deportará a los que se encuentren de manera ilegal y posean antecedentes penales por delitos violentos. Ni siquiera menciona los delitos menores como causa de deportación.

«Apoyar el fortalecimiento de la ley supone… deportar a los inmigrantes ilegales que tengan registros penales por delitos violentos…», informa el gobierno de Trump.

Además aclara que «el presidente Trump sostiene su compromiso de construir un muro fronterizo para frenar la inmigración ilegal. Para detener a las pandillas y a la violencia y para detener las drogas que infestan a nuestras comunidades».

La primera obligación del gobierno, dice, «es mantener a las vidas inocentes seguras».

Aclara también que Trump quiere hacer cumplir las leyes fronterizas y terminar con las ciudades santuario. También quiere «detener la marea de ilegalidad asociada con la inmigración ilegal».

Ya en campaña Trump lo había anunciado. «Lo que haremos es quitar del país a los delincuentes y a las personas con antecedentes, pandilleros y traficantes de drogas».

Serán «probablemente dos millones de personas…», había dicho. Considera la opción de «ponerlos en la cárcel», según dijo en su primera entrevista después de su victoria.

Trump no deportará indiscriminadamente.

También señaló que después que la frontera esté «asegurada», se elegirá a los indocumentados que queden.

Por esto antedicho nos atrevemos a decir que la intención de Trump va más allá. Creemos que quiere asegurar la frontera y echar a los malandras. Después daría una salida legal a los trabajadores honestos que aportan a este país.

Esperemos que no sea solo una expresión de deseos.

Especial de Ministerio Sanado la Tierra

www.whitehouse.gov

Deje su comentario