Mike Pompeo, el nuevo Secretario de Estado de Estados Unidos dice: “Jesucristo nuestro salvador es realmente la única solución para nuestro mundo”.

Es interesante que una de las personas más influentes en el mundo no busque la respuesta en la política ni la economía. Para el nuevo secretario de Estado, la solución del mundo es espiritual, una cuestión de fe.

Él ha sido bien claro en su postura que Jesucristo es el único camino para el mundo.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


Resulta que, el hombre escogido para sustituir al secretario de Estado Rex Tillerson tiene algunas opiniones fuertes sobre el cristianismo. Escribió Michael Stone en Patheos hace un par de años:

“Pompeo va tan lejos como para respaldar la noción de una “guerra espiritual” entre cristianos y musulmanes”.

En su intervención en un grupo de la iglesia en Wichita, Kansas, en 2014, Pompeo hizo una afirmación culminante: Jesucristo es la ‘única solución’ para combatir el terrorismo. Su argumento es que la mayor ‘amenaza para Estados Unidos’ es causada por ‘personas que creen profundamente que el Islam es el camino’.

Pompeo dijo a los asistentes a la iglesia:

“Esta amenaza para Estados Unidos es de las personas que creen profundamente que el Islam es el camino, la luz y la única respuesta. Estas personas creen que su deber religioso es eliminar a los cristianos de la faz de la tierra”.

Tomando nota de que ‘estas personas’ constituyen una pequeña minoría entre los musulmanes, Pompeo continuó:

“Aborrecen a los cristianos, y seguirán presionando contra nosotros. Hasta que nos aseguremos de que oramos y nos ponemos de pie y luchamos y nos aseguramos de que sabemos que Jesucristo, nuestro salvador, es realmente la única solución para nuestro mundo”.

Pompeo está casado con Susan Pompeo y tiene un hijo, Nicholas.

Él asiste a Eastminster Presbyterian Church, donde sirve como diácono y enseña la clase de escuela dominical de quinto grado.

El nuevo Secretario de Estado (1) no tiene una posición ambigua en cuanto a su fe. Veremos si su desempeño ayuda a ser un ‘instrumento de paz’.

Recursos externos: (1) www.washingtonpost.com