Nuevo Código Penal de Bolivia criminaliza la evangelización

Nuevo Código Penal de Bolivia criminaliza la evangelización

10 enero, 2018 | adm

El Nuevo Código Penal del Gobierno Boliviano legaliza el aborto e impone la censura a la prensa.

Líderes cristianos pusieron el grito en el cielo

Los líderes evangélicos y católicos de Bolivia denuncian que: “El presidente Evo Morales intenta criminalizar la evangelización”.

El Gobierno Boliviano propuso en diciembre una serie de cambios en la legislación. Esta tiene el fin de ajustarse a la visión bolivariana de la sociedad.

Obispos católicos y pastores de diferentes iglesias evangélicas llaman la atención sobre el artículo 88 del nuevo código Penal.

Este prevé una pena de prisión de siete a doce meses. El problema está en su párrafo 12. Este caracteriza como un crimen “el reclutamiento de personas que participan en el culto o las organizaciones religiosas”.

Manifestaciones de Evangélicos

El lunes, cientos de evangélicos se manifestaron en la capital La Paz contra el nuevo código Penal. Además de los líderes religiosos también protestaron abogados y periodistas.

Se quejan de que este elimina la libertad de la prensa en los artículos 309, 310 y 311. Estos artículos tratan sobre la “calumnia y difamación”. En la práctica, se prevén penas de prisión para aquellos que hacen acusaciones contra el gobierno y los políticos bolivianos.

El argumento central del gobierno de Bolivia es que la libertad de expresión (ya sea religiosa o de prensa) es una “concesión de estado”. Los críticos dicen que Morales está acercándose más a Venezuela. Dicen que este es un pensamiento típico de las dictaduras. Estas comparten el mismo ideal “bolivariano”.

Esta sería una forma latinoamericana de comunismo.

Un grupo de representantes de asociaciones de Estados Iglesias Evangélicas hizo un acto frente al Palacio de Gobierno y el Consejo Legislativo. Este organismo debe aprobar los cambios propuestos por Evo Morales. Se emitió una declaración exigiendo la “derogación total del nuevo Código del Sistema Penal”.

Susana Inch, asesora legal de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) dijo: “Hay una fuerte preocupación en la Iglesia católica y todas las entidades religiosas. A causa del conjunto de leyes que están generando ambigüedades. En las que pueden verse afectados los derechos fundamentales de las personas… resultando en una persecución injustificada”.

Campaña de oración

De acuerdo con los pastores, el artículo 88 está sujeto a la interpretación. Con esta escusa se puede criminalizar cualquier actividad de evangelización. También dicen que hace que sea imposible: “Trabajar con las personas que se meten en los centros de rehabilitación de alcoholismo y adicción a las drogas”.

Las propuestas de la nueva ley contradicen el artículo 4 de la Constitución de Bolivia.

Este establece la libertad de culto. En la opinión de los líderes religiosos, toda manifestación fuera de los templos estaría sujeta a la censura. Lo que impediría, por ejemplo, retiros de iglesias, procesiones o el senderismo de la “Marcha para Jesús”.

Señalan también que las “restricciones a la realización de actividades de grupo” son contra la libertad. Podría dar lugar a la intromisión del gobierno en actividades de la iglesia, como los servicios.

El Pastor Miguel Machaca Monroy, presidente de la Iglesia Evangélica de La Paz dice: “La formulación de esta ley impedirá predicar y evangelizar en las calles”. Por lo que están haciendo una campaña de oración y ayuno en nombre del país.

La dirección de la Asamblea de Dios de Bolivia emitió un comunicado: “El país está en una situación de emergencia, que al parecer es muy grave”. Los pastores también son contrarios al artículo 157, que legalizó el aborto. Con información de El Mundo (1).

Recursos externos:

(1) elmundo.com.bo




¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *