Sanando la Tierra

No podía caminar

15 julio, 2013 | adm | Testimonios

Evangelista envía agua ungida contra el ébola

Después de un accidente de tráfico grave esta persona llamada Kingsley no podía caminar y fue llevada ante el profeta T.B. Joshua a la “Sinagoga, Iglesia de todas naciones”

Él estaba imposibilitado de caminar por causa de las fracturas en la pierna, las costillas y su cadera.

Después de una oración que se hizo en el nombre poderoso de Jesucristo, se reporta que se curó milagrosamente.

T.B. Joshua es el Supervisor General de la sinagoga, Iglesia de todas naciones (SCOAN). Él es sólo uno de los que se ha presentado humildemente a la voluntad de Dios (Isaías 6:8).

Nacido el 12 de junio de 1963 en el estado de Ondo, Nigeria, el viaje de T.B. Joshua es una humilde historia de cómo Dios levantó a un joven de un hogar pobre para liderar un Ministerio Internacional que atraería a miles en todo el mundo para ser testigo de la realidad del poder de Dios hoy.

De abandonar la escuela secundaria en su primer año a trabajar en una granja de aves de corral; de enseñar a los niños pequeños mientras asistía a clases por la tarde a lavar las piernas de la gente en las calles fangosas de Lagos; de ayunar 40 días y recibir una llamada divina y de partir de un ministerio con solo ocho miembros – la vida de T.B. Joshua es una historia de tolerancia asombrosa y enfoque inquebrantable.

Hoy, él es un mentor de presidentes pero también es amigo de las viudas y los menos privilegiados, un modelo para su generación – un humilde hombre trabajador, trabajando incansablemente para el avance del Reino de Dios.

Su historia de aliento da esperanza para los débiles. El poder de Dios está disponible para todos, especialmente para aquellos que aceptan su llamado.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *