Sanando la Tierra

Niño embala 150 bolsas con alimentos para los sin hogar

21 octubre, 2015 | adm | Iglesia y Ministerio

Dusty Liulay

Cada semana un niño de 9 años embala 150 bolsas con alimentos para los sin hogar, motivado por su propio deseo de ayudar a los más necesitados.

Su determinación y tesón demuestra que no es motivado solamente por el ejemplo de un familiar o el buen deseo pasajero de niño, sino por una convicción que subyace dentro de lo más profundo de él.

Este niño de nueve años es un ejemplo continuo que hace avergonzar a los mayores que lo ven.

Él todas las semanas da un golpe contra el hambre durante el llenado de 150 sacos de almuerzos para las personas sin hogar, prefiriendo hacer esto en ese tiempo que ir a jugar como cualquier niño.

Dusty Liulay empezó con los “Dusty’s Sacks of Hope” después de un servidor de sopa le dijera que era demasiado joven para ser voluntario. Entonces se sentó en la mesa de la cocina y empezó a embalar la comida en las bolsas de papel.

Cada domingo, él y algunos voluntarios ofrecen las comidas a personas sin hogar de Portland, Oregon.

Su primo, Caelie Agosta, ayuda con la recaudación de fondos para pagar los sacos de esperanza.

Tienen una página de GoFundMe que ha recaudado más de $2.600 en aproximadamente un mes. Los niños dicen que $200 proporcionan bolsas de alimentos para 120 a 130 personas.

Si estos son ejemplos de los niños del futuro, todavía hay esperanza para la humanidad.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *