Menú


Sanando la Tierra

Niña ahogada de 3 años resucita y es un milagro

«Ella se despertó y dijo, ‘¡Jesús es mi papá!’ Verdaderamente es un milagro, una niña ahogada de 3 años resucita y trae alabanza familiar a Dios por su «gracia, misericordia y amor después de un trágico accidente.

Una familia de Missouri está alabando a Dios después de que su hija de tres años de edad, Alise Nipper, se recuperó milagrosamente de lo que podría haber sido un fatal accidente de ahogamiento.

La niña fue hallada insensible en una piscina del patio de atrás en Cape Girardeau durante un partido al final del período de natación de verano.

«Algo me tomo y me hizo saltar. Recuerdo ir a la piscina, subiendo y gritando, «su madre, Jamie Nipper, dijo. «Estaba orando mientras la tomé cuando la trajeron para arriba del agua, era evidente que estaba sin vida. Ella estaba azul».

Frenético, Jamie y un cercano amigo de la familia realizaron un CPR mientras otros clamaban en oración. «Lo único que podía y sabía era orar,» dijo Natika Rowles, amiga de la familia, quien explicó que la niña “no tenía color» y estaba «sin pulso». «El miedo entró en acción… no había vida,» dijo Rowles.

«Queríamos vida así que hablamos vida, porque eso es lo que Dios nos dice hacer».

Después de unos 12 minutos agónicos, Alise despertó en brazos de su madre, y su corazón lentamente comenzó a batir otra vez. Después llegó la ambulancia, la niña fue llevada de urgencia al hospital, viva, pero en estado crítico.

«Su cuerpo y su cerebro estuvieron lastimados», dijo el Doctor Jeremy Garrett, explicando que no podía dar a los padres muchas esperanzas. «Sus pulmones tenían severas lesiones que siguen siendo un problema», según relata Evangelical Focus. Al instante, la familia y cientos de amigos se reunieron en oración. Un amigo incluso configuró una página de Facebook, pidiendo a todos orar con denuedo por Alise.

Después de pasar días en el hospital, Alise comenzó constantemente a mejorar: «Cuando disminuyó la sedación y ella se despertó estaba hablando, era absolutamente increíble,» dijo Heather Kyle, un amigo de la familia. Porque la condición de la niña mejoró tan rápidamente, los médicos fueron capaces de quitar el respirador, permitiendo que Alise no sólo hablara, sino cantara.

«Ella se despertó y dijo, ‘¡Jesús es mi papá!’ la familia escribió en una actualización de Facebook. Dentro de dos semanas, Alise fue capaz de volver a casa: de la «mano de su fe en Dios que estaba en él todo el tiempo porque no es terrenal, física, racional esa niña está corriendo alrededor y hablando en menos de dos semanas más tarde,» dijo Rowles. Hoy en día, Alise es un feliz, saludable niña de 3 años en plena actividad, dejando a los doctores rascándose la cabeza».

El Dr. Garrett. Dijo la «La oración y la intervención divina fueron los factores claves».

evangelicalfocus.com

Deje su comentario