Sanando la Tierra

Nayara Goncalves, evita un robo invocando el nombre de Jesús

18 noviembre, 2013 | adm | Insólito

Nayara Goncalves

Invocando el nombre de Jesús Nayara Goncalves, evita un robo con confianza y humildad, lo que toca las fibras de un ladrón en un negocio que vende celulares.

El ladrón se siente desarmado ante el ruego amoroso de la mujer que insiste en que el joven busque ayuda en Dios y en una iglesia.

Muchos como este ladrón se encuentran desesperados por la droga o las deudas de juego y las malas compañías aun habiendo conocido anteriormente de Jesús.

Un aspirante a ladrón armado que llevó a cabo su intento en un negocio de telefonía móvil se arrepintió durante la incursión quedando como un alma rescatada después de un sermón de una ayudante de la tienda que es cristiana.

Nayara Goncalves, de 20, dijo al hombre tranquilamente que Dios tenía mejores planes para él, cuando sacó una pistola y exigió dinero en efectivo de la caja de la tienda en Pompano Beach, Florida.

La dependienta audaz incluso le hizo hacer la promesa al ladrón de que volvería a la iglesia cuando salió tímidamente después de escuchar cinco minutos de predicación.

‘Yo sé que tienes un arma y vas a hacer lo que quieras, pero déjeme decirle acerca de Jesús,’ dijo la señorita Goncalves, quien añadió que siempre lleva una Biblia.

‘Yo soy cristiana y déjame decirte acerca de Jesús, porque él puede cambiar tu vida, no necesitas hacer esto.’

Durante el encuentro, que fue capturado por una cámara de seguridad en la tienda de MetroPCS, el hombre le dijo que él iba a ser desalojado en tres días y necesitaba $300 dólares para cubrir su renta.

‘Yo nunca he hecho esto antes,’ se escuchó diciéndole. Yo no soy muy bueno en esto, obviamente. ¿Hay dinero en la caja, puedes mostrarme?’

Goncalves le dijo que había poco dinero en la caja pero que si lo tomaba se lo deducirían de su salario.

‘No quiero hacerte esto, lo siento,’ contesta, alejándose de la caja.

También resultó que el ladrón, quien dijo que era casado y tenía un trabajo, sabía del pastor de Goncalves desde un tiempo anterior cuando fue a la iglesia en Fort Lauderdale.

Miss Goncalves dijo: ‘creo que no es mala persona en absoluto’.

Miré a sus ojos y él no parecía un criminal.

El extraordinario encuentro terminó cuando el hombre se dirigió a la puerta, con la asistente gritando atrás de él: “Tu sabes que no necesitas hacer eso. Conoce a Jesús, él puede ayudarte. ‘Vuelve a la iglesia.’

Veda Coleman-Wright, portavoz de la oficina del alguacil de Broward, dijo que el semblante tranquilo de Goncalves probablemente tranquilizó el ladrón.

‘No he visto nada parecido en 14 años’, dijo al the Miami Herald. ‘Realmente parecía no tener ningún miedo’.

Goncalves dijo que sólo quería ayudar al ladrón, un hombre en sus 30s o 40s.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *