Sanando la Tierra

Misioneros que rescatan niñas de la trata en Nepal

12 diciembre, 2015 | adm | Iglesia y Ministerio

Meninas dos Olhos de Deus

La pareja brasileña de Silvio y Rosa Silva son misioneros que rescatan niñas de la trata en Nepal pertenecientes a la organización ‘Meninas dos Olhos de Deus’ que es apoyada a través de donaciones.

La pareja de misioneros que rescatan niñas de la trata en Nepal y han ayudado a las víctimas desde que la organización ha sido inaugurada, en el año 2000 por el Dr. José Rodrigues (Presidente de la misión cristiana mundial), ha rescatado a más de 300 niñas y adolescentes.

Hoy la pareja brasileña da la bienvenida a 151 personas, jóvenes y niños que fueron víctimas de la prostitución, la explotación de trabajo infantil o que viven en situaciones de riesgo.

Jessie Tamang, hoy, hace 24 años fue una de las chicas que recibieron ayuda de la ONG, ‘Menina dos Olhos de Deus’.

A los 11 años de edad dejó su casa después de ser expulsada por el padrastro que la acusaba de solo dar gastos. Durmió en la calle durante dos años y encontró refugio en la institución.

Jessie es uno de los cientos de personas que han tenido un cambió en su futuro por el trabajo de la ONG. La organización trabaja con la estructura de una escuela, con clases de inglés, música y tiene incluso una oficina dental.

Según Silvio, muchas chicas llegan traumatizadas, después de ser víctimas de explotación sexual. «Creo que algunas chicas se sienten sucias después de la prostitución, y sienten que el pueblo no las aceptará de vuelta. Entonces cuando regresan, la recibimos como princesas para ayudar a su autoestima, «dijo.

La institución también recibe a niños, que se alojan en una de las cuatro casas y la mayoría son víctimas de trabajo esclavo o de malos tratos.

Rose ha implementado un segundo proyecto de ‘Meninas dos Olhos de Deus’ para las jóvenes que llegan a la mayoría de edad. Llamado ‘Livres para Voar’, que guía a la gente joven para que pueda sostenerse sola junto con otros jóvenes del proyecto, según informa Uol.

«Ofrecemos mobiliario, apoyo y una ayuda para acceder al mercado laboral. Después de eso, se mantienen solas», dice Rose.

La pareja había planeado permanecer sólo dos años en Nepal, pero se involucró con el proyecto y son ya 15 años trabajando en un país donde, según datos de Unicef (fondo de las Naciones Unidas para los niños), hay al menos 12000 mujeres y niños víctimas de la trata de seres humanos.

«Vine aquí con el sueño de acabar con la trata de niños, pero hoy en día es algo muy lejano, no hacemos nada tan grande, porque aquí el tráfico es mucho mayor. Pero incluso si es pequeño, me alegro de ver que podemos cambiar la historia de unos jóvenes», dijo Silvio.

noticias.uol.com.br

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *