Sanando la Tierra

Misionero habla sobre el contrabando de Biblias

1 marzo, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

Misionero habla sobre el contrabando de Biblias

Un misionero habla sobre el contrabando de Biblias como es la única forma de llevar el libro sagrado para los cristianos de varios países. Llevar la Palabra de Dios a los países donde se prohíbe la predicación del Evangelio es un desafío que pone la vida de muchos cristianos en situación de riesgo.

Pero siendo testigos de tantos milagros hacen que perciban que tiene gran valor seguir con este tan arriesgado propósito.

En una entrevista con un cristiano de Open Doors informó que la única forma de llevar el mensaje de la Palabra de Dios en esos países es el contrabando de los libros.

«Repartir Biblias en forma clandestina es un trabajo que debe ser realizado como un equipo y el proceso es de mucho tiempo, no es fácil depender de la gente», dijo un colaborador de Open Doors.

Para llevar Biblias a los cristianos en estos países, tenemos que pensar y definir formas de llevarlas sin despertar sospechas de los organismos de seguridad.

«A menudo, tengo una idea que parece ser creativa para llevar a la Biblia, pero sólo puedo ponerla en práctica si todos están de acuerdo con el plan. A veces, para las personas involucradas resulta muy arriesgado y que no se les puede obligar», explica.

El trabajo es duro y al llevarlo a cabo primero se piensa en ayudar a los cristianos, sin olvidar los riesgos que sufren.

«Todos toman riesgos, pero nosotros tenemos la libertad de elegir cómo y hasta dónde llegaremos. De parte del gobierno sufrimos mucha presión y cualquier paso en falso que damos nos puede enviar a la cárcel, pero confiamos en el Señor que nos guardó».

El misionero dice que hay también momentos de fatiga, en que quiere parar y descansar del trabajo, pero siempre piensa mejor y sigue ejerciendo ese llamado.

«Confieso que hay días cuando estoy cansado y quiero sentarme debajo de una higuera, en cualquier lugar y envejecer en paz. Pero sé que Dios quiere que yo siga, ya que frecuentemente recibimos confirmación. Jesús está en esto y no voy a dar marcha atrás«.

En decenas de países ser cristiano es un peligro y el simple hecho de tener una copia de la Biblia ya los pone en riesgo, te puede llevar a la cárcel o sufrir una serie de persecuciones.

Aun así, las iglesias y pequeños grupos de cristianos que forman estos países necesitan la Palabra de Dios y hay personas como este misionero que se esfuerzan por llevar el libro a ellos.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *