Michael De Beyer decide vender su restaurante el Kaiserhof para pagarle a su empleado un tratamiento cuando esta fue diagnosticada con un tumor cerebral.

De acuerdo con los comentarios en línea, el Restaurante Kaiserhof en Montgomery, Texas es un restaurante alemán muy querido, con auténtica comida y un servicio amable.

Pero el restaurante pronto puede ser mejor conocido por la generosidad de su propietario, Michael De Beyer.

En diciembre, la empleada del Kaiserhof, Brittany Mathis descubrió un sarpullido en la pierna y fue al hospital para que se lo trataran. Ella con 19-años de edad, estaba sin seguro, así que esto representaba una gran carga para ella y su madre, Barbara, quien también trabaja en el restaurante.

Sin embargo, la mala noticia estaba por llegar.

“Fui al hospital y me enteré de que era mi coagulación de sangre,” dijo Brittany a KHOU. “Entonces, me quisieron hospitalizar y hacer tomografías y resonancias magnéticas y al día siguiente descubrí que tenía un tumor.”

El tumor cerebral de Brittany misteriosamente reflejó a su padre John, que su tumor fue descubierto durante el año 2000 cuando se rompió y lo mató.

Sin seguro, los Mathises no podían permitirse el lujo de siquiera comenzar el tratamiento. Michael De Beyer creyó que tenía que actuar, por lo que decidió vender el restaurante de 6,000 pies cuadrados y dar el dinero a Brittany.

“Aquí hay una familia, Realmente trabajan duro Tuvieron un montón de cosas en contra de ellos en el pasado, dijo De Beyer.” Y ellos no andan pidiendo, ni siquiera piden ayuda a nadie”.

Se estima que el restaurante Kaiserhof, con el bar anexo Wunderbar, tienen un valor de hasta US $ 2 millones. De Beyer también dice que la venta del restaurante le permitirá pasar más tiempo con su esposa y dos hijos.

Mientras que todo el mundo espera una venta rápida, la condición de la Brittany se mantuvo a flote por esta inesperada muestra de generosidad.

“Realmente creo que es una bendición increíble y no podemos suficientemente dar gracias,” dijo Brittany. “Nunca pensé que alguien pudiera hacer eso y lo hizo y eso me hace sentir muy bien.”

www.huffingtonpost.com