Sanando la Tierra

México: Descubrimiento de una antigua lápida

17 abril, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

México: Descubrimiento de una antigua lápida

El descubrimiento de una antigua lápida arroja nueva luz sobre los primeros años del cristianismo en México.

La tumba de un sacerdote mexicano del siglo 16 descubierta accidentalmente durante las obras de construcción arroja nueva luz sobre los primeros tiempos de la conquista española de México.

Se ha descubierto una losa de piedra pesada que tapa la tumba de uno de los primeros sacerdotes católicos en México en el antiguo emplazamiento de la primera catedral de la Ciudad de México, construida en 1524.

La piedra de la tumba fue descubierta accidentalmente cuando los ingenieros cavaban bases de un poste de luz, a metros de la actual catedral construida en la década de 1620. Se revela más detalles sobre cómo los españoles, que llegaron a México en 1521, reutilizaban los templos aztecas que encontraron en la capital y los convirtían en catedrales.

El descubrimiento realizado por el Instituto Nacional de México de Antropología e Historia (INAH) puede arrojar nueva luz sobre la evangelización en las primeras décadas de la conquista.

La losa – que es casi de dos metros de largo – muestra que la catedral fue construida en la cima de un templo azteca, ya que parece que se ha hundido en la base de que una vez fue el piso del templo.

Los españoles, Hernán Cortés y sus seguidores, hicieron uso de las estructuras prehispánicas, los templos, las fundaciones, las plantas», dijo Raúl Barrera, arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

«Incluso utilizaron las paredes, los suelos. No podían destruir todo a la vez.»

Parece ser que el suelo del templo azteca era simplemente una fina capa de cal antes de ser utilizado por la iglesia.

Los españoles construían iglesias en la parte superior de los templos aztecas para señalar el dominio del catolicismo sobre los viejos dioses aztecas. También hubo motivaciones prácticas, porque los templos tenían fundamentos sólidos, suelos y paredes.

El nombre del sacerdote en la piedra es Miguel de Palomares, que era un prominente español que integró el primer concilio eclesiástico de México en el siglo XVI. Murió en 1542 y fue enterrado en la catedral vieja, cerca del altar.

Los arqueólogos han encontrado piedras cerca de un extremo de la losa, que se cree que son restos del altar, según Barrera.

Los arqueólogos confirman que la losa es el lugar de enterramiento de Palomares -después de que se levante la losa de piedra en las próximas semanas esperan encontrar sus restos-

www.christiantoday.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *