Sanando la Tierra

Melania Trump llora en el himno – Cuán grande es Él

30 enero, 2017 | adm | Iglesia y Ministerio

Melania Trump llora en el himno - Cuán grande es Él

Una joven ciega con discapacidad interpretó el himno ‘Cuán grande es Él’. Melania Trump llora ante la majestad de la adoración durante la Oración Inaugural celebrada en la Catedral Nacional.

Ese sábado, el presidente Donald Trump y la Primera Dama se sentaron en la primera fila del recinto. Mientras una joven ciega, con parálisis cerebral, estaba parada frente a ellos cantando la canción.

Melania Trump llora tocada por el himno

Marlana VanHoose cantó el himno tradicional «How Great Thou Art» (Cuan grande es Él) antes cientos de fieles. Entre ellos estaba el vicepresidente y su esposa. También estaban varios miembros del nuevo gabinete y Anthony Kennedy de la Corte Suprema de Justicia.

La primera dama Melania Trump llora y se enjuga las lágrimas de sus ojos varias veces. También se puso de pie emocionada para una ovación cuando VanHoose terminó su interpretación conmovedora, de acuerdo con Breitbart News.

El hijo del presidente, Donald Trump, Jr., tuiteó un video de la actuación de VanHoose. Indicando que también se vio profundamente afectado, Dijo: «. Una de las actuaciones más increíbles y emotivas que he visto desde el #NationalPrayerService de ayer»

No solo Melania Trump lloró, todos allí sintieron esa acción del Espíritu Santo.

El tema de la unidad nacional se expresó en el servicio que reunía a varios líderes espirituales.

«Los políticos estaban sentados en las bancas como fieles ordinarios, junto a los líderes religiosos y laicos. Todos orando, sin la pompa y la ceremonia del día anterior. Había un sentido de humildad compartida por todos en la capilla. Así como una sensación palpable de alegría», señaló Joel Pollack en Breitbart.

Varias denominaciones cristianas tomaron parte en el servicio. La Escritura judía provino de 1 Reyes 3: 5-12. Es la oración de Salomón por sabiduría. Algo que el nuevo presidente tendrá que tener en abundancia.

«Sentí en muchos aspectos, que este era el corazón de la inauguración,» señaló Pollak.

«Fue la nación que se une en la humildad, orando juntos y pidiendo ayuda a Dios».

«Las divisiones políticas entre los estadounidenses son parte de la vida. Y tal vez se harán sentir con mayor intensidad en los próximos meses», agregó. «Pero esperemos que los que estaban presentes y los que veían en todo el país recuerden cómo alegre era estar juntos. Porque son momentos como estos que nos guiarán a través de los tiempos difíciles».

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *