Menú


Sanando la Tierra

Los perros que oran

Es increíble lo que pueden hacer los animalitos, los perros que oran son cuatro canes de distintas razas que esperan muy obedientemente y disciplinadamente la comida de la mano de su patrona con porte gallardo y paciente hasta esperar el momento de la oración donde saben que la comida viene.

Ellos son el nuevo furor de la web por sus buenos modales que llegan a ponerse en postura de oración y respeto antes de recibir su comida, que comen en platos.

Como si fuera poco, luego levantan la mesa.

El primer perro de izquierda a derecha del cuadro no es un peluche, y sus patas no son las manos de un hombre como se piensa en primera instancia. El video que se subió a YouTube, muestra como los ansiosos canes esperan pacientes a su dueña mientras les sirve la comida.

Luego, se acerca ella les recita una especie de oración y con mucho respeto los canes se inclinan. Al finalizar la oración comen bien rápido y le devuelven los platos a su ama. Parece que los perros asiáticos imitan en su disciplina a sus amos.

¿Los perros van al cielo?

Las Escrituras no enseñan explícitamente sobre si perros tienen «alma» o si los animales domésticos estarán en el cielo. Sin embargo, podemos usar principios bíblicos generales para desarrollar cierta claridad sobre el tema.

La Biblia dice que el hombre (Génesis 2:7) y los animales (Génesis 1:30; 6:17; 7:15, 22) tienen «aliento de vida»; es decir, el hombre y los animales son seres vivos.

La principal diferencia entre los seres humanos y los animales es que la humanidad está hecha a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26-27), mientras que los animales no lo están.

Estar hecho a imagen y semejanza de Dios significa que los seres humanos son como Dios, capaces de pensar, tener espiritualidad, emoción y voluntad y tienen una parte inmaterial de su ser que sigue después de la muerte.

Si los perros tienen un «alma» o un aspecto inmaterial, deben ser diferentes.

Esta diferencia posiblemente significa que las «almas» de estos continúan de alguna manera después de la muerte de forma distinta que la del hombre.

Pero por supuesto estas son solo especulaciones.

Otro factor a considerar es que los animales son una parte del proceso creativo de Dios en Génesis. Dios creó los animales y dijo que era bueno (Génesis 1:25).

Por lo tanto, no hay ninguna razón por qué no podrían haber animales en la tierra nueva (Apocalipsis 21:1). Seguro existirán animales durante el Reino Milenial (Isaías 11:6; 65:25).

No se puede decir con certeza si alguno de estos perros podrían ser los animales que tuvimos mientras estuvimos aquí en la tierra. Sabemos que Dios es justo y que cuando lleguemos al cielo sabremos su decisión sobre esta cuestión.

Deje su comentario