Lo que muchos no saben del predicador Armando Alducín es que quería ser sacerdote, que fue ateo y que tenía mal carácter siendo colérico y explotaba con facilidad.

El hombre que ahora habla a miles era tímido y sufría de profunda depresión, fue drogadicto y dado al alcohol y tuvo intentos de suicidio.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


Era violento llegando a encañonar con la pistola a su propio hermano Alejandro y a los que le querían predicar el evangelio y peleaba a menudo con su padre. En su vida como misionero tuvo momentos que no tenía que comer y llegó a comer comida podrida.

Muchos conocen a Armando Alducin como un predicador cristiano reconocido en Hispanoamerica y en el mundo pero no saben que él antes de recibir a Cristo era muy diferente. Ahora es el pastor principal de una iglesia de 10.000 miembros en México.

Tiene más de tres décadas predicando el evangelio de Jesucristo alcanzando a millones de personas en más de 60 países.

En la actualidad vive en Dallas junto a su esposa Martha y sus tres hijos: Caleb, Salem y Natalia.

Lo que muchos no saben del predicador Armando Alducín y se asombran que en el comienzo de su vida quiso ser cura, él nació y creció en México, en el seno de una familia que practicaba la religión católica, en su niñez le enseñaron el catecismo y ciertos valores morales, de hecho desde muy pequeño a los 12 años de edad, tenía el deseo en su corazón de ser sacerdote.

Después desistió decepcionado de la religión volviéndose ateo.

Con la intención de llenar el vacío y la tristeza en la que se encontraba, decidió probar alcohol y las drogas, pero no lo ayudó y sin salida y en medio de una gran desesperación trato de quitarse la vida en dos ocasiones.

Por medio de su hermano se convierte al Señor.

Una noche comenzó a leer Juan 14:6 “Yo soy el camino, la verdad, y la vida”, en ese momento experimentó algo profundo y penetrante en su corazón. Luego se fue con varios misioneros presbiterianos a evangelizar los pueblos indígenas que habitan en la zona fronteriza de Guerrero.

Tres años duró su labor misionera, su vida no fue nada fácil, no tenía muchas veces para comer, llegando incluso a consumir alimentos descompuestos y soportando fuertes enfermedades gastrointestinales. En 1982 en el garaje de su casa en Tecamachalco, funda la iglesia “Vida Nueva para México”.

Eran entonces, apenas unos pocos cristianos y en el año 1991, habían cambiado de nombre, eran “Vida Nueva para el Mundo”, ya que habían establecido más de 40 iglesias en distintos lugares como México, USA, España, Chile e Israel.

Lo que muchos no saben del predicador Armando Alducín es que su nombre completo es Armando Alducin Fletcher y debido a que se mantiene con apariencia joven realmente es difícil conseguir saber cuántos años tiene.

Recursos externos: www.armandoalducin.net