Sanando la Tierra

Lo que hizo este Pastor con el diezmo

18 mayo, 2015 | adm | Iglesia y Ministerio

Casas Populares

Fábio Mendonça es pastor de la Asamblea de Dios Ministerio Lagoinha, em Araruama, Rio de Janeiro y también sargento de la Policía Militar del 25 de CIA en Cabo Frio. Su iglesia tiene cerca de 200 miembros y ha llamado la atención por hacer algo increíble con los diezmos: utilizó los diezmos y ofrendas para construir casas para los miembros más vulnerables de la sociedad.

Además, la iglesia tiene dos camionetas que llevan a los miembros que viven en lugares como Regamé, Km 30, Río Limón y Fazendinha.

Andrea Silva Rocha, quien recibió una de las casas celebra: «Recibí ayuda en el momento que más lo necesitaba, hoy en día tengo la seguridad de un hogar.»

El pastor Mendonça dice que en su trabajo en la policía militar adquirió experiencia en el área de proyectos. Al darse cuenta de la necesidad de otros hermanos necesitados decidió ayudar a cavar los cimientos de las casas. Él dice que la iglesia en un primer momento fue sorprendida por la idea, pero pronto comenzaron a participar activamente.

El criterio para la entrega es «el grado de dificultad de la gente», explica. Cuatro casas fueron construidas con los diezmos y las ofrendas que han financiado la obra. Además del pastor, tres albañiles ayudaron en la construcción trabajando voluntariamente durante los fines de semana.

«fueron construidas cuatro casas. Las primeras beneficiarias serán las dos señoras que ahora están alojadas en la iglesia, uno de ellas duerme en la oficina de pastoral y la otra en la ‘pequeña habitación de los niños.’ «El pastor dice que no pide dinero, pero se las ha arreglado para pagar las cuentas.

«Yo creo que cuando el trabajo está bien, el Espíritu Santo se encarga de mover los corazones de la gente con el deseo de dar. Y así fue: un miembro donó mil ladrillos, otros dos lavabos… «, dice. Pero la iniciativa no deja de tener sus críticos «Algunos ministros me preguntaron si yo no estaba haciendo “demasiado” trabajo.

«Si Dios pensó en el trabajo que el hombre le da a Él desobedeciendo a sus principios, no habría hecho el mundo. Todo lo que hacemos en la vida nos puede causar problemas, usted no compra un coche, por ejemplo y piensa que el neumático puede estallar un día, pero en el beneficio que obtendrá con el vehículo «, dijo.

Por último, deja un «mensaje» a los líderes evangélicos: «Las iglesias deben ser más atentas a las necesidades de la gente. Ya sea material o espiritualmente. Existen congregaciones en las que los miembros mayoritariamente no sufren escases financiera, pero hay siempre aquellos que necesitan ayuda material y aquellos que necesitan ayuda espiritual. »

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *