Sanando la Tierra

Lilly Goodman – Alma en libertad

3 octubre, 2013 / adm / Alabanzas

Lilly Goodman

Podemos pasar a través de muchos sufrimientos y angustias pero el Señor libera nuestra alma de tal manera que podemos cantar y llega a sorprender el cambio de nuestra tribulación a una nueva luz.

Antes el dolor nos tenía ciegos pero ahora podemos ver. Es la fe que nos dio Jesús.

Lo que antes era difícil casi imposible ahora se convirtió en algo hermoso cuando le damos el corazón a Él.

Un alma que está en libertad puede extender sus alas y volar. Podemos respirar profundo y sentir esa libertad que Dios nos da. Una luz en medio de la oscuridad y tinieblas en el mundo.

Lo único que impide ver esa luz en nuestra vida es no abrir nuestro corazón a Dios para que Él lo pueda cambiar.

5 palabras para tener el alma en libertad

“Durante muchos años, viví mi vida con miedo en mi mente que si hacía algo, escribía algo, decía algo, o actuaba de alguna manera, alguien se enojaría conmigo o no me aprobarían o pensarían negativamente de mí.

Así que traté de medir mis pasos basados en que sería feliz si me aprobaban. Siempre me cuestioné cada decisión, nunca quise salirme del barco, siempre estaba con los que eran como yo.

Me pregunto si lo relaciona con usted. Me imagino que sí. Queremos que otros aprueben quiénes somos y qué estamos haciendo y cómo lo estamos haciendo. Queremos ser amados.

Y así vivimos nuestras vidas comprometidos a complacer a todos porque cuando están contentos, nos aprueban, nos alaban y nos aman.

Tiene sentido querer vivir nuestras vidas de esta manera – ¿Quién no quiere sentirse amado?

Pero lo que me di cuenta que el costo de conseguir este amor fue absolutamente agotador.

Aunque he intentado muy duro no molestar a nadie, descubrí que todavía lo hacía. Si bien es raro, a veces recibía llamadas telefónicas de gente enfadada diciendo que no hice X,Y y Z con la suficiente rapidez o bien en el camino correcto.

Podría recibir emails diciendo que no estaba lo suficientemente sensible o cuidado lo suficiente o amando lo suficiente.

Escuchar estas críticas me devastaría. Pero estaba decidida a no renunciar, sabía que si trataba más duro, yo todavía sería capaz de complacerlos. Yo sabía que eventualmente podría hacerlos ver mi lado y “ganar”.

Y a veces he podido. Pero no a menudo.

Finalmente aprendí cinco palabras que fueron lo suficientemente poderosas como para cambiar mi vida:

No puedes complacer a todos.

¡Wow! es verdad

¡UF!

¡Este era enorme! Significaba que no importa cuán duro trate de ser lo suficientemente buena o simpática, siempre habrá alguien que no pueda agradar. Me di cuenta que era absolutamente inútil gastar tanta energía en lo que otros pueden o no pueden pensar de mí. Era agotador prestar tanta atención sobre su aprobación.

Este descubrimiento me ayudó a centrarme más en cultivar las relaciones con otras personas que amaba y me entendían en lugar de gastar gran parte de mi energía en tratar de ganar a quienes no.

Estas cinco palabras me han permitido vivir de mejor manera para tomar decisiones basadas en lo que creo que es mejor – en lugar de vivir en temor de lo que otros piensan o cómo otros responderán a cada elección que hice.

Así que liberar el alma es darse cuenta de que no importa lo duro que trabajemos tratando de hacer que todo el mundo se enamore de nosotros y de nuestras ideas y que estén absolutamente enamorados de cómo vivimos nuestra vida, van a haber algunos que simplemente no lo van a ver de la forma en que nosotros lo vemos.

Existirán algunos que se ofenderán y que se enojarán y que se sentirán lastimados y que criticarán. Y eso está bien. Porque sólo significa que éstas no son las personas que están destinadas a escuchar nuestro mensaje.

Solo significa que estas no son las personas que se suponen que caminan lado a lado en este viaje con nosotros. Sólo significa que están en un camino diferente.

Y ahora, me he dado cuenta que está bien. Puede ser que sean mejores. Puede ser que yo sea más sabia. O puede ser que estoy un poco más exhausta después de años de tratar de complacer a tantos otros. Sea cual sea la razón, felizmente voy a colgar mi sombrero de agradar a la gente intentando hacer a todos felices. ¡Ahora me siento mi alma más ligera y más libre!

Me encantaría que todos nosotros a adoptemos estas cinco palabras – para llevarlas realmente a nuestra alma. Para sentir la libertad que viene con ellas. Especialmente aquellos de nosotros que sienten que tienen que agradar a otros y el querer su aprobación es tan común como respirar. Este descubrimiento se siente como una exhalación grande y relajante.

No agrade por favor a todo el mundo.

Nunca. Eso es algo bueno. Es una gran cosa. Es una cosa increíble.

Es algo liberador. Es todo.

Abrazos, Jodi”.

Acerca de Jodi

Jodi Chapman es una autora de Best sellers, una blogger premiada. Ella vive su vida con amor y fe y espera dejar un rastro de inspiración dondequiera que va. Ella cree que cada uno de nosotros tiene la capacidad de oír el susurro de nuestra alma y crear nuestras vidas mejores.

https://youtu.be/dLOMBLlx4-o

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




A %d blogueros les gusta esto: