Sanando la Tierra

Laura Keynes, descendiente de Darwin se convirtió al cristianismo

17 agosto, 2013 | adm | Testimonios

Laura Keynes, descendiente de Darwin se convirtió al cristianismo

Una descendiente de Darwin, Laura Keynes, se convirtió al cristianismo de forma asombrosa ya que como se puede suponer, ella se crió en un ambiente altamente racional, científico y laico, pero ahora, defiende la fe cristiana.

En una publicación cristiana, Laura explica su conversión.

El padre es ateo y la madre primero fue católica, pero luego budista, Laura fue bautizada católica. Sin embargo, en su adolescencia se convirtió en agnóstica, y se alejó “de todo contacto con la Iglesia”.

Por el lado de la familia de su padre, el lado Darwin-Keynes, la joven fue influenciada de una forma “muy racional, científica, secular y humanística” según ella dice.

“Mi padre es un neuro-científico, y absorbe la opinión de que todos los fenómenos son producto del cerebro material. Poco a poco deriva al agnosticismo”, recordó.

Fue cuando hizo sus estudios de doctorado en filosofía en Oxford (Reino Unido), y que fue rodeada por el “Debate de Dios”, después de la publicación de “The God Delusion” de Richard Dawkins, que comenzó su regreso al seno de la Iglesia.

“Esperé cambiar del agnosticismo al ateísmo por sus argumentos, pero después de leer en ambos lados del debate, no podía desestimar un caso convincente de la fe”, recordó.

“Había intentado ser buena sin Dios, y no había ido muy lejos. En algún momento, la vida te pone de rodillas, y cualquier acto de voluntad no es suficiente en esa situación. Rendirse y pedir la gracia es la respuesta humana lógica”, dijo.

El debate la llevó a concluir que el “nuevo ateísmo pareciera guardar un germen de desprecio e intolerancia por el pueblo, que sólo podrían socavar las reclamaciones de los humanistas seculares al liberalismo”.

“Si el ateísmo asegura que la superioridad intelectual se ve reforzada por la capacidad que ofrece mi antepasado de explorar y analizar las inconsistencias en la evidencia, esa misma manera de cuestionar de la familia me llevó hacia una escéptica evaluación de lo que puede y lo que no se puede conocer de forma absoluta”.

Laura volvió a sus oraciones durante el largo período que estuvo enferma su abuela, cuando “en largas horas al lado de la cama, recordé el poder de redención del sufrimiento de Cristo.”

“Al ver la muerte me hizo preguntarme sobre el espíritu: ¿Qué es, de dónde viene, a dónde va? Así entonces, se estaba desarrollando un despertar espiritual, pero no había dado el paso para volver a la Iglesia. Ese paso se produjo después de mucha reflexión y lectura”.

Laura dice que entró a la fe voluntariamente, “después de muchos análisis y pensamientos, y nadie me lavó la cabeza para entrar, desconcertando tanto a mis amigos y mi familia”.

“Oí que alguien comentaba:” Pero parecía ella ser una joven inteligente”. “Entonces es que cuando la gente pregunta” ¿una descendiente de Darwin cristiana?, Lo que dicen es que rompí las expectativas”.

Laura asegura que los ateos eligen lo que consideran lo que creen les da certidumbre y el uso de la teoría de Darwin para asegurar categóricamente que Dios no existe, la manipulación de Darwin es usada como argumento de manera que el propio Darwin se sentiría incómodo.

Darwin, dijo la joven apologista, “se dedicó a seguir la evidencia a ver a donde lo llevaba, pero no para derrocar el cristianismo.” Las pruebas no tiene por qué terminar inevitablemente en el materialismo, pero por diferentes razones culturales, aquí es donde se llevó: al materialismo y la cultura de la muerte”.

“Esta es la verdadera batalla: la cultura de la vida, con el apoyo de la cristiandad, en contra de la cultura de la muerte, apoyada por el materialismo”.

Laura, quien hace poco visitara Roma por vez primera, formando parte de la peregrinación del año de la fe, manifestó que “sin dudar le puso un poco de gas en el tanque espiritual”.

“Yo lo necesito. Existe mucho trabajo adelante”, dijo.

www.aciprensa.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *