Menú

Sanando la Tierra

Ladrón baleado pide y recibe la oración del pastor antes de morir: «quería reconciliarse»

Un intento de robo en un cajero automático terminó con un ladrón baleado en un intercambio de disparos. El resultado de la situación, muestra que el mensaje del Evangelio llega a todas las personas que optan por escucharlo.

Uno de los ladrones en agonía, pidió oración a un pastor para ser reconciliados con Dios.

El caso se registró en Belém (PA), el pasado martes, 16 de diciembre. Los ladrones querían robar los valores en el ATM de la Previdência Social. Pero fueron capturados por la policía militar. Cercaron a los criminales intercambiando disparos. Eran cuatro sospechosos. De éstos, tres murieron y uno resultó herido.

Arrepentimiento en el último momento de su vida

El ladrón baleado que estaba muriendo en el suelo vio a un pastor entre la gente. Este le pidió una oración para reconciliarse con Dios y dijo que quería pedir perdón a Dios y a su madre.

«Iba a la iglesia cuando me dijeron lo que estaba ocurriendo. Cuando llegué había mucha gente, pero alguien me llamó y dijo que uno de ellos quería hablar conmigo». Dice el pastor Zildomar Campelo, líder de la Asamblea de Dios en el área durante 15 años, de acuerdo con información del portal G1 (1).

Campelo dijo que habló con el joven durante 20 minutos. Sangraba, tendido en el suelo y tenía claridad de pensamiento: «Todavía estaba muy lúcido, dijo que quería hablar. Me dijo que quería disculparse con su madre. Quería pedir perdón a Dios. Dijo que había ido a la iglesia con su madre. En ese momento, hice una oración, y él quería reconciliarse con Dios. Una expresión que usamos cuando alguien se arrepiente», dijo el pastor.

«Todo cristiano tiene como objetivo principal vivir con Dios en el cielo. Es bíblico. La policía hizo lo que tenía que hacer. Pero es nuestro papel, como cristiano, ayudar a otros en peligro. Algunas personas no entienden, pero tenemos que amar al prójimo. Delante de Dios, tanto al agente de policía como al criminal son las personas que deben amarse. Así que no me intimida ir allí», agregó.

En una entrevista con el portal de noticias, el pastor explicó el origen de este principio cristiano: «El apóstol [Pedro] ha dicho: ‘Pero, sobre todas las cosas exista entre vosotros ferviente amor por los demás. Porque el amor cubre multitud de pecados’. Y eso es lo que tenemos que hacer, amarnos unos a otros», dijo.

El ladrón baleado estaba en la misma situación que el ladrón en la cruz. A último momento se arrepintió y fue aceptado.

Recursos externos:

(1) g1.globo.com

Deje su comentario